Agencias, ene 25 (SF).- Brasil se encuentra conmocionado por estos días por la invasión de mosquitos que trasmiten el dengue y el virus zika y las autoridades temen que la epidemia continúe.

[quote_box_center]En seis meses, Brasil recibe los primeros Juegos de Sudamérica y este mosquito que transmite, además del dengue y la chicunguña, el temible virus zika, se ha convertido en la más nueva amenaza para las autoridades.[/quote_box_center]

Si bien el evento comenzará oficialmente el 5 de agosto, el aumento de los casos ha llevado preocupación al Comité Olímpico Internacional (COI), por lo que el Ministerio de Salud brasileño ya prepara un plan para erradicar al Aedes aegypti.

[quote_box_center]La alcaldía dijo ayer que intensificará la vigilancia de las instalaciones olímpicas para evitar allí la proliferación del mosquito transmisor. «Cerca de un mes antes de la apertura de los Juegos, un equipo va a recorrer todas las sedes de competencia para eliminar posibles focos y durante los juegos, un equipo fijo estará enfocado en las instalaciones olímpicas», garantizó.[/quote_box_center]

brasil-j

[quote_box_center]Sin embargo, se ha descartado la posibilidad de fumigaciones masivas, por los efectos que podrían tener sobre la salud de los atletas y del público, y esperan que la disminución de la humedad y la temperatura durante el mes de agosto, colabore a contener la expansión del virus.[/quote_box_center]

El departamento sanitario de la municipalidad dispone de 3 mil agentes dedicados a combatir al insecto y durante el certamen se planea aumentar el numero y crear un grupo especializado que se dedique exclusivamente a las instalaciones olímpicas.

Mientras tanto, la presidente Dilma Rousseff solicitó a la población brasileña redoblar esfuerzos para eliminar el mosquito y sus lugares de reproducción.

Comenta con tu Facebook

commentarios