Nueva York, ene 19 (SF). Los neoyorquinos tienen disponible un nuevo lugar “de ocio” en la ciudad. Se trata de una cabina llamada “GuyFi” -similar a las telefónicas- pero con una cortina, dispuesta para que todo el que quiera masturbarse en la calle sin ser visto.

[quote_box_center]Según diversos reportes, el «GuyFi» está instalado en la intersección de la 5ta Avenida y la Calle 28, y en su interior tiene una silla y una computadora laptop, protegidos por una cortina que brinda la privacidad necesaria para el acto de autosatisfacción. [/quote_box_center]

La empresa de juguetes sexuales Hot Octopuss ha sabido responder a este mercado y ha traído a NYC el lugar perfecto para proporcionar a los “amantes del riesgo a ser vistos” la posibilidad de aprovechar el ambiente frenético en un rincón más privado y sin exponerse a la comisión de un delito por exhibicionismo o escándalo público.

[quote_box_center]El proyecto, que fue iniciado en Londres con la instalación de las primeras cabinas “GuyFi”, ha tenido en Nueva York una excelente acogida.[/quote_box_center]

Según explica Hot Octopuss, su objetivo es proporcionar un pequeño rincón de alivio para los trabajadores que pasan horas y horas concentrados en sus trabajos. Está demostrado que un pequeño descanso, que cada uno puede aprovechar de la manera que mejor le parezca, ayuda a un mayor rendimiento. Además, según el medio Time Out, un 39% de los neoyorquinos se masturba en su puesto de trabajo para mitigar el estrés sufrido durante la jornada laboral.

[quote_box_center]Hot Octopuss proporciona así un lugar para realizar estos tocamientos fuera de la oficina y hace de “GuyFi” un sustituto barato es gratuito y más sano que un cigarrillo o un café en el bar cercano a la oficina.[/quote_box_center]

Comenta con tu Facebook

commentarios