París, ene 18 (SF).- El presidente de la República francesa, François Hollande, declaró el lunes un estado de emergencia nacional contra el desempleo, cuyos ejes son la formación, el aprendizaje y las subvenciones para las pequeñas y medianas empresas, informa el rotativo ‘Le Figaro’.

[quote_box_center]El mandatario expuso una serie de propuestas económicas en un discurso anual ante líderes empresariales para reducir el desempleo crónico e impulsar el crecimiento francés, el cual ha permanecido estancado largo tiempo.[/quote_box_center]

Durante su discurso anual a los líderes empresariales del país galo, Hollande ha recalcado que el plan tendrá un costo de más de 2.200 millones de dólares.

[quote_box_center]El plan prevé ampliar la oferta de formación a desempleados y la duración de los cursos y programas. Hollande también ha prometido hacer que el sistema de calificación de los profesionales sea más claro y coherente. Todas estas medidas tienen como objetivo favorecer el acceso al mercado de trabajo al mayor número de desempleados.[/quote_box_center]

El presidente francés ha destacado el lanzamiento de «un programa de formación para 500.000 solicitantes de empleo» orientado a «la creación de empresas».

[quote_box_center]Este estado de emergencia ha incluido una liberalización de algunas medidas que favorecen a los trabajadores para alentar a las empresas a contratar.[/quote_box_center]

Hollande ha insistido en la urgencia de actualizar el modelo de negocio de Francia, que ahora está orientado a los trabajadores, en una economía dinámica, cada vez más globalizada y ‘online’. El líder francés ha confirmado que dejará intacta la semana laboral de 35 horas y ha rehusado asumir nuevos poderes de emergencia.

Comenta con tu Facebook

commentarios