Agencias, ene 16 (SF).- La fortaleza de Mamula, que se ubica en una pequeña isla deshabitada conocida como Mamula o Lastavica, en el mar Adriático, fue construida a mediados del siglo XIX por el general austrohúngaro Lazar Mamula para defender la región.

Sin embargo, es más conocida porque, durante la Segunda Guerra Mundial, el dictador italiano Benito Mussolini utilizó el lugar como campo de concentración. Allí, más de 2.000 personas fueron víctimas de torturas y otras atrocidades.

[pull_quote_center]La decisión del Parlamento de Montenegro de permitir que la compañía Orascom Development Holding —de capital egipcio y suizo— lleve a cabo un proyecto turístico en esa isla adriática ha provocado polémica e indignado a los familiares de las personas que estuvieron cautivas allí, informa Forbes.[/pull_quote_center]

[pull_quote_center]La firma planea reconstruir el inmueble para convertirlo en el hotel de lujo Mamula. El lugar contaría con restaurantes, piscinas y numerosas zonas de recreo. El presidente de Orascom Development, Samih Saviris, ha prometido que «crearemos un museo con el mejor restaurante y el mejor hotel del Mediterráneo».[/pull_quote_center]

Comenta con tu Facebook

commentarios