Agencias, ene 14 (SF).- El escritor y el editor de la nueva edición de ‘El asombroso Hombre Araña’ se disculparon tras una equivocación, asegurando que fue un “error honesto”. El error se evidencia en una de las páginas del cómic donde se puede ver al Hombre Araña agachado en la parte superior de un edificio, con vistas a la ciudad, donde se observa claramente una bandera puertorriqueña ondeando.

[pull_quote_center]La leyenda, en la parte inferior de la historia, dice: «Esto no es La Habana. Ésta es la ciudad de Remedios, Cuba».[/pull_quote_center]

[pull_quote_center]Sin embargo, los colores de la bandera no son los correctos de la bandera de la isla, ya que se invierten y forman la de Puerto Rico.[/pull_quote_center]

Según informa el sitio Bleedingcool, en el viaje que realiza a la isla, Peter Parker se refiere a cuestiones de actualidad como el deshielo entre La Habana y Washington, la falta de libertades o la represión del régimen contra los opositores.

[quote_box_center]En las viñetas, uno de los personajes le explica al protagonista que, a pesar de que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha disminuido las sanciones contra el régimen en cuanto al comercio, quedan asignaturas pendientes. “El embargo de la libertad de expresión es peor con Raúl Castro que con su hermano”, dice.[/quote_box_center]

Ese mismo personaje le explica a Parker que durante la visita del papa Francisco, “docenas de manifestantes pacíficos fueron encarcelados por el mero hecho de expresarse sin miedo”, y asegura que “esto no fue lo peor” que sucedió en 2015, ya que el año pasado, las Damas de Blanco fueron “golpeadas y encarceladas”.

[quote_box_center]También, el personaje le dice al superhéroe: “Nada ha cambiado y nada cambiará hasta que la gente entienda que no somos un lugar de vacaciones, sino una dictadura represiva”, en referencia a Cuba.[/quote_box_center]

“Como nacido y criado puertorriqueño, no puedo decirles lo avergonzado que estoy por esta confusión. Fue un error honesto, no puedo explicar cómo sucedió. Mis colegas y yo seremos el doble de vigilantes en el futuro para asegurar que una metedura de pata como esta no vuelva a ocurrir”, indicó el autor del cómic José Molina.

Comenta con tu Facebook

commentarios