Agencias, ene 11 (SF).- Luego de que las autoridades mexicanas volvieran a capturar a Joaquín «El Chapo» Guzmán, la Administración para el Control de Drogas de EE.UU.: continúa en la búsqueda de los fugitivos más peligrosos del mundo y según fuentes oficiales quedan dos prófugos.

[pull_quote_center]De los otros integrantes de la lista se sabe poco: ni los gobiernos de sus países natales ni el de EE.UU., como tampoco los medios de comunicación, conocen demasiado de ellos.[/pull_quote_center]

[quote_box_center]El primero de los nombres es María Teresa Osorio de Serna, sobre la que la DEA sabe que nació en Colombia y es sospechosa de blanquear millones de dólares del narcotráfico colombiano y de traficar con cocaína. Mantuvo vínculos con el extinto cártel colombiano de Medellín, según varios medios que investigaron el asunto.[/quote_box_center]

La colombiana fue introducida en la lista en 2010 y desde entonces la DEA no fue capaz de determinar si nació en 1950, como reza la ficha sobre ella entre los fugitivos internacionales más buscados o si nació en 1945 como dice su perfil en la lista de los más buscados del estado de Nueva Jersey. Además, la información sobre su altura, peso y sobre los apodos y nombres falsos que usa difiere de una fuente a otra.

[quote_box_center]Sobre el segundo integrante de la lista de la DEA, de nombre John Alexander Thompson, se sabe aún menos. La DEA sopecha de que ha realizado tráfico de heroína, pero la agencia no está segura del origen del supuesto narcotraficante. Su posible lugar de nacimiento según la DEA se sitúa en algún país africano o caribeño en 1960. Los medios de información tampoco saben mucho sobre este presunto delincuente.[/quote_box_center]

Comenta con tu Facebook

commentarios