Cortesía: AFP

Agencias, ene 11 (SF).- Comenzó este lunes, el envío de ayuda humanitaria a los habitantes de las ciudades sirias asediadas de Madaya, Fua y Kafraya, donde decenas de personas están al borde de la hambruna, según anunció el portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

[pull_quote_center]Según la organización Médicos Sin Fronteras (MSF), 28 personas incluyendo seis bebés murieron de hambre desde el 1 de diciembre en Madaya, donde los habitantes describieron escenas de desesperación, con gente obligada a comer hierba o a pagar precios exorbitantes por la escasa comida que entra en la ciudad.[/pull_quote_center]

Cortesía: AFP
Cortesía: AFP

Un convoy humanitario de 44 camiones abandonó Damasco rumbo a la ciudad rebelde de Madaya, situada a unos 40 kilómetros al oeste, donde cerca de 42.000 personas viven bajo el asedio de las fuerzas del régimen y de los terroristas de Hezbollah desde hace seis meses.

Poco antes, 21 camiones con ayuda humanitaria partieron de la capital siria para prestar ayuda a los 20.000 habitantes de las localidades chiitas de Fua y Kafraya, sitiadas por los rebeldes en la provincia de Idleb (noroeste).

[quote_box_center]Los camiones enviados por el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el CICR y la Media Luna siria transportan comida, agua, leche para bebés, mantas, medicamentos y material quirúrgico. Será la primera vez que un convoy humanitario llegue a la ciudades rebeldes de Madaya, Fua y Kafraya desde el pasado 18 de octubre.[/quote_box_center]

La ONG Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) aseguró que la situación es menos dramática en Fua y en Kafraya porque la aviación del régimen lanzó ahí cargamentos con comida. Sin embargo, los rebeldes no pudieron hacer lo mismo en Madaya.

Cortesía: Reuters
Cortesía: Reuters
[pull_quote_center]»Más de 200 pacientes malnutridos podrían entrar en estado crítico y necesitar una hospitalización en la próxima semana si no llega la ayuda», añadió.[/pull_quote_center]
Otras 13 personas que trataron de escapar en busca de comida murieron al pisar las minas que rodean Madaya o por disparos de los francotiradores, según el OSDH, un grupo con sede en el Reino Unido que cuenta con una extensa red de colaboradores en Siria.
La ONU y las organizaciones humanitarias han mostrado en numerosas ocasiones su preocupación por las zonas sitiadas o «difíciles de acceso» en el país.
La semana pasada, Naciones Unidas aseguró que sólo el 10% de la ayuda necesaria en esas áreas pudo ser entregada en 2015.

Comenta con tu Facebook

commentarios