Berlín, ene 8 (SF).- Las autoridades alemanas aumentaron a 16 el número de sospechosos tras el acoso en masa a mujeres registrado en las cercanías de la estación central de trenes de Colonia en Nochevieja, informó este jueves un portavoz de la Policía alemana.

[pull_quote_center]Los autores de ataques sexuales en la ciudad de Colonia podrían enfrentar la deportación si son inmigrantes, expresó el ministro de Justicia de Alemania.[/pull_quote_center]

Se desconocen los nombres de la mayoría de los sospechosos, pero se les reconoce en videos o fotografías tomadas en la última noche de 2015, informaron las autoridades.

Una ola de crímenes aparentemente coordinados conmocionó la ciudad en el oeste de Alemania, en la víspera de Año Nuevo, en la que decenas de mujeres denunciaron haber sido agredidas sexualmente o asaltadas por bandas de hombres con aspecto árabe o del norte de África.

[quote_box_center]La Policía alemana fue informada a tiempo sobre el acoso sexual a mujeres, pero la falta de personal les impidió controlar la situación, según un informe interno de la Policía que salió hoy a la luz. Durante la oleada masiva de agresiones, las mujeres buscaron protección de la Policía.[/quote_box_center]

De acuerdo con el documento, los agentes temieron incluso que hubiera muertos en los altercados. El agente encargado de narrar en el protocolo lo ocurrido describió la situación como «caótica y vergonzosa».

[quote_box_center]Asimismo, explicó cómo las mujeres, con o sin acompañante, sufrieron acoso de una «masa de hombres fuertemente alcoholizados». «Muchas mujeres y jóvenes llorando y en shock informaron a los agentes de los ataques sexuales», escribió en el documento, publicado también por la revista Der Spiegel y el diario Bild.[/quote_box_center]

La portavoz de la policía de Colonia, Stefanie Becker, dijo a CNN que se presentaron más de 121 denuncias penales en relación con los ataques masivos, incluyendo dos por violación, mientras que 16 sospechosos han sido identificados, pero no acusados.

[quote_box_center]Ataques similares se registraron en otras ciudades alemanas en la víspera de Año Nuevo, con más de 50 incidentes reportados en la norteña ciudad de Hamburgo.[/quote_box_center]

Los ataques provocaron indignación en Alemania, lo que alimento el debate público acerca de la inmigración.

El ministro de Justicia alemán Heiko Maas dijo que las personas declaradas culpables podrían ser deportadas si buscaban asilo.

[pull_quote_center]»La ley permite a las personas ser deportadas durante los procedimientos de asilo si son condenados a un año o más en la cárcel, y eso es posible con los delitos sexuales», dijo.[/pull_quote_center]

Comenta con tu Facebook

commentarios