Agencias, ene 8 (SF).- Una botella casi llena de la cervecería Alexander Keith fue recuperada por un buzo en las profundidades del Atlántico en noviembre pasado.

[pull_quote_center]La botella de al menos 120 años de antigüedad fue descubierta en la bahía de Halifax, este de Canadá, y contenía cerveza aún bebible, anunció investigador que la degustó.[/pull_quote_center]

La botella habría sido elaborada en Halifax entre 1872 y 1890, unos años después del nacimiento de la Confederación Canadiense en 1867, según el equipo que estudió la botella.

[pull_quote_center]»Para determinar la edad de la botella, hicimos pruebas de su estructura y nos basamos en las escrituras en la tapa», dijo a AFP el profesor Andrew MacIntosh, quien dirigió las pruebas con colegas de la universidad de Dalhousie de Halifax.[/pull_quote_center]

Los exámenes determinaron que la cerveza aún tenía un pH bajo, contenía alcohol y no era tóxica, detalló.

[pull_quote_center]La cerveza «no tenía buen gusto», pero era «una oportunidad que llega sólo una vez en la vida», expresó MacIntosh, un especialista en fermentación y catador de la bebida.[/pull_quote_center]

[pull_quote_center]»Tenía un gusto a azufre. Tenía olor a quemado y un aroma a barriles de madera. En el paladar, dejaba un gusto a menta que debe venir del nitrógeno, así como un gusto salado y un poco amargo», describió el investigador.[/pull_quote_center]

Comenta con tu Facebook

commentarios