Agencias, ene 5 (SF).- Todos han visto alguna vez un espectáculo de fuegos artificiales, con la cabeza inclinada hacia arriba y la mirada puesta en el cielo. También se conocen videos filmados desde helicópteros, que muestran las luces de colores de arriba hacia abajo.

Edgar Ardito Arce y el cineasta ruso Lev Vakulin hicieron algo diferente. Arriesgaron la integridad de sus drones para filmar el estallido de la pirotecnia desde adentro, a centímetros de distancia, en Ciudad de México.

El primero lo hizo en Ciudad de México, el segundo en Funchal, capital de la isla de Madeira, en Portugal.

Comenta con tu Facebook

commentarios