Barcelona, dic 29 (SF).- Sergi Guardiola en un mismo día pasó de nuevo jugador del Barcelona a ser despedido del club por algunos comentarios que realizó, hace bastante tiempo, en Twitter en los que atacaba a Cataluña y se declaraba madridista.

El delantero prodigó insultos a Cataluña y menospreció al Barça en un clásico celebrado en octubre de 2013, todo a través de su cuenta de Twitter.

guardiola
Foto tomada mientras firmaba el contrato

Según publicó El Mundo «de poco sirvió que el jugador de 24 años, nacido en Manacor pero criado en Jumilla, borrara tuits de hace dos años en los que, con una deficiente ortografía, se despachaba ante sus seguidores de la red social. Sergi Guardiola, que se apresuró también a bloquear su perfil visto el maremoto que se estaba creando en Twitter después de que la cuenta @_SuperGarcia_ pusiera a los usuarios en alerta, llegó tarde para salvar su cabeza».

Algunos mensajes eran:

[pull_quote_center]»Hala Madrid, puta Cataluña» y «yo no pondría a Messi en mi equipo, ba (sic) andando… Estropea el juego del equipo».[/pull_quote_center]

Luis Enrique, técnico del primer equipo de Barcelona, también tuvo palabras para analizar el caso:

[pull_quote_center]»No me sorprende que pase esto… Todo tiene rastro. Todo lo que dejas en la red ahí se queda. Hay que estar atento, y más en el mundo del fútbol».[/pull_quote_center]

El delantero de 24 años pidió disculpas al Barcelona y a Catalunya y agradeció el trato del club: «El Barcelona se ha portado muy bien conmigo y entiendo su decisión. Pido mil disculpas, me llevo una dura lección». ¿Y ahora qué? Me voy a entrenar a Jumilla, a mi casa, y veremos qué pasa, sentenció.

Comenta con tu Facebook

commentarios