Agencias, dic 28 (SF).-  El presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, declaró que a los organizadores de un reciente concierto dado por el cantante Enrique Iglesias, celebrado en la capital de Sri Lanka, Colombo, «deberían recibir latigazos con colas envenenadas de manta rayas» como castigo por la «conducta no civilizada» de las mujeres que asistieron.

[quote_box_center]El mandatario se escandalizó al saber que durante el concierto, varias mujeres lanzaron sus sujetadores al escenario y algunas incluso subieron para besar y abrazar al famoso cantante, que está en plena gira mundial.[/quote_box_center]

Sirisena, quien como muchos ciudadanos de ese país es devoto del budismo, mostró su enojo depués de enterarse que algunas mujeres lanzaron su ropa interior al cantante español mientras que una saltó y lo besó en pleno concierto.

[pull_quote_center]Iglesias cantó en ese país del sur de Asia el pasado 20 de diciembre como parte de su gira mundial «Sex and Love».[/pull_quote_center]

[pull_quote_center]»No estoy de acuerdo con que esas mujeres de conducta poco civilizada que se quitaron susbrassieres deberían recibir latigazos con colas de manta rayas», dijo el presidente «pero aquellos que organizaron tal evento sí deberían», dijo el presidente según reportó el diario local Colombo Gazette.[/pull_quote_center]

El mandatario agregó que tales actos van en contra de la cultura de Sri Lanka.

Sirisena también se quejó del costo de las entradas, que variaron de entre $35 y $250 dólares y afirmó que esa clase de eventos deberían ser prohibidos en el futuro.

Comenta con tu Facebook

commentarios