Agencias, dic 22 (SF).- Un juez ordenó prisión sin fianza para el hombre acusado de haber comprado ilegalmente dos rifles utilizados por los atacantes de San Bernardino en la matanza de principios de mes, que dejó 14 muertos y 22 heridos en California.

El juez David Bristow rechazó los argumentos del abogado de Enrique Marquez, alegando que su asociación con Syed Farook, uno de los tiradores, era suficiente para mantenerlo detenido.

Marquez, de 24 años, quien ha estado cooperando con las autoridades, fue acusado la semana pasada por las autoridades federales de cargos terroristas por haber comprado ilegalmente dos rifles que Syed Farook y su esposa, Tashfeen Malik, usaron en la matanza de San Bernardino, California, el 2 de diciembre.

Cortesía: AP
Cortesía: AP

Young Kim, el defensor de oficio designado por la corte, había solicitado al juez que concediera la libertad bajo fianza al acusado.

Kim dijo que el cargo de terrorismo deriva de los supuestos planes de Marquez y Farook para atacar una universidad y una autopista muy transitada en 2011 y 2012, aun cuando nunca se concretaron.

[pull_quote_center]»Esos ataques jamás ocurrieron», declaró el letrado, quien agregó. «Ese cargo de terrorismo es totalmente ajeno a los acontecimientos del 2 de diciembre en San Bernardino».[/pull_quote_center]

El juez no estuvo de acuerdo.

heridos-california

«El acusado se confabuló activamente con el hoy difunto señor Farook para participar en un acto terrorista en esta nación», dijo Bristow, quien agregó que Marquez obtuvo dos armas de fuego mediante pretensiones falsas así como pólvora sin humo que Farook utilizó para fabricar artefactos explosivos caseros.

[pull_quote_center]»Sigue representando un peligro para la comunidad», aseguró el juez.[/pull_quote_center]

No hay pruebas de que Marquez participó en la matanza del 2 de diciembre, pero «no obstante la confabulación fue real, el dotar de armas al señor Farook sucedió, e igualmente sucedió el ataque a tiros en San Bernardino», declaró Grigg.

[quote_box_center]El acusado también enfrenta un tercer cargo por haber engañado a las autoridades federales de inmigración al arreglar su casamiento con una mujer de la familia de Farook a cambio de 200 dólares mensuales.[/quote_box_center]

Farook y Malik murieron en un tiroteo con la policía luego de la matanza de San Bernardino.

Comenta con tu Facebook

commentarios