Santo Domingo, dic 21 (SF).- La presidenta de la Sociedad Dominicana de Endocrinología, Dolores Mejía, advirtió que alrededor de un millón de dominicanos padece de diabetes, y un millón y medio está amenazado con un alto riesgo de la enfermedad.

Mejía afirmó que es importante la intervención en el grupo poblacional amenazado por la diabetes, que representa el 15% de los habitantes del país.

[quote_box_center]“Pero lo más preocupante es que un millón y medio de dominicanos tiene el ticket comprado para llegar a la diabetes, porque tiene algún grado de alteración del metabolismo de carbono, lo que lo sitúa en situación de alta peligrosidad, para en muy poco tiempo llegar a padecer la diabetes”, significó.[/quote_box_center]

La especialista dijo que ese 15% de la población obesa está bajo la espada de Damocles de la diabetes, pero se puede ayudar a evitar su progresión hacia esa condición.

[quote_box_center]Consideró que la dieta debe estar sustentada en una cantidad adecuada de hidratos de carbono, en vista de que la harina se puede encontrar en los panes, cereales, tubérculos y no debe superar el 50% de lo que las personas ingieren durante el día.[/quote_box_center]

Explicó que por otra parte están las proteínas, donde su fuente principal son los huevos, queso, carnes, leche y las leguminosas, que deben rondar alrededor del 20% de todo lo que se consume diariamente.

[quote_box_center]“Eso quiere decir que debe ser una quinta parte de su plato y un 30% de las grasas, que debe ser grasa no saturada, poliinsaturada, como es el caso del aceite de oliva, de canola, de girasol, de soya, entre otros”, argumentó.[/quote_box_center]

La endocrinóloga aconseja también a la población a que se ejercite, caminando, nadando, bailando o hasta barriendo, por un período no mayor de 35 minutos, cinco días a la semana por lo menos.

[quote_box_center]Entrevistada por el periodista Federico Méndez, en el programa Esferas de Poder, que se transmite los domingos de 5:00 a 6:00 de la tarde, por Santo Domingo TV, la endocrinóloga Dolores Mejía abogó por un cambio en la cultura de alimentación, comenzando en los hogares y en la escuela.[/quote_box_center]

Entiende que los padres deben educar a sus hijos en el incremento de consumo de vegetales y el estilo saludable, además de la incorporación de la actividad a la cotidianidad.

Mejía afirmó que la escuela no debe ser estática, sino que la actividad física y la alimentación saludable debe encontrar un nicho de promoción en este escenario.

Indicó que la teoría de comer bien, alimentarse de forma saludable y ejercitarse debe ser real, cuando las personas vayan al mercado y encuentren vegetales, caminar en el parque y completar 35 minutos diarios de ejercicios.

Comenta con tu Facebook

commentarios