Agencias, dic 11 (SF).- El mayor conglomerado privado chino, Fosun propietario del Club Med, perdió el contacto con su presidente, desaparición que podría deberse a una investigación de las autoridades, y tras la que se suspendió la cotización de sus acciones en las bolsas de Shanghái y Hong Kong.

[quote_box_center]Una comunicación de la compañía señaló que ha solicitado al parqué hongkonés la suspensión a partir de las 09.00 hora local (01.00 GMT) de la cotización en ese mercado de los títulos de su subsidiaria Logo Star, a través de la que cotiza allí.[/quote_box_center]

La suspensión se hará “a la espera de la divulgación de un anuncio sobre información interna” de la compañía, señala el documento.

Guo Guangchang, un magnate de 48 años y figura emblemática del empresariado chino, «no puede ser contactado» desde el jueves a mediodía, indicó la revista Caixin en un artículo colgado la noche del jueves, en el que cita fuentes no identificadas.

[pull_quote_center]»Todavía no sabemos si está siendo investigado o si está contribuyendo a una investigación» sobre una tercera persona, señala la revista, conocida por la fiabilidad de sus informaciones.[/pull_quote_center]

Caixin cita testimonios publicados en las redes sociales, que dicen que Guo fue llevado por la policía a un aeropuerto de Shanghái.

[quote_box_center]El portal web de información Sohu indicó este viernes, citando varias fuentes, que el magnate estaba siendo interrogado como parte de una investigación anticorrupción contra Ai Baojun, vicealcalde de Shanghái, y que podría ser liberado de aquí al domingo.[/quote_box_center]

Fosun es un enorme conglomerado que incluye negocios en la minería, el turismo, las farmacéuticas y el acero, y que posee un 20 por ciento del Grupo Osborne. Sus activos totales están valorados en 323.000 millones de yuanes (50.500 millones de dólares, 46.000 millones de euros).

El conglomerado, presente en un amplio abanico de sectores, desde la construcción hasta los seguros pasando por el ocio y la siderurgia, es conocido también por sus llamativas adquisiciones en el extranjero.

En pasado mes de agosto un tribunal de Shanghái puso el foco en Guo durante el juicio a Wang Zongan, responsable de varias empresas estatales, condenado a 18 años por corrupción y quien, según esa corte, abusó de su poder para beneficiar a Fosun.

[quote_box_center]La empresa desmintió en un comunicado las acusaciones y afirmó entonces no haber recibido beneficios ilegales por su cooperación con los empresas dirigidas por Wang.[/quote_box_center]

Fosun, el mayor consorcio de China, se hizo con el 20 por ciento del Grupo Osborne, empresa de alimentación y bebidas propietaria de marcas como Carlos I, Cinco Jotas, Anís del Mono, Veterano, Magno y Montecillo, el pasado año.

Su entrada en Osborne supuso la primera transacción en la historia realizada por un inversor institucional chino en una empresa de alimentación en España.

[quote_box_center]Dueño de compañías de EE.UU., Europa y el sureste de Asia, el conglomerado se hizo este año con el operador francés Club Méditerranée (Club Med), que dispone de complejos vacacionales en varias partes del mundo, desde los Alpes a República Dominicana, y adquirió en verano el 20 por ciento del canadiense Cirque du Soleil.[/quote_box_center]

El conglomerado fue uno de los beneficiarios de las cinco licencias que ha concedido China para crear bancos privados y el pasado septiembre fue el elegido por el Banco de Portugal para negociar la venta del Novo Banco.

Guo, residente en Shanghái y padre de tres hijos, preside Fosun desde 1994 y se le considera el “Warren Buffet” chino. La revista Forbes le atribuye una fortuna de 6.900 millones de dólares, lo que le sitúa como la undécima persona más rica de China.

Comenta con tu Facebook

commentarios