Washington, dic 8 (SF).- El Gobierno de EEUU anunció que abrirá tres nuevos centros para acoger a los inmigrantes indocumentados menores de edad que cruzan solos la frontera sur, con el objetivo de hacer frente al aumento de esas llegadas experimentado en los últimos meses.

[quote_box_center]La capacidad total de los centros de Texas será de 1,000 camas, mientras que en el de California habrá 400, de acuerdo con los funcionarios, que hablaron bajo anonimato.[/quote_box_center]

Normalmente las cifras de inmigrantes indocumentados que llegan ilegalmente a EEUU a través de la frontera aumentan en verano y luego descienden, pero este año las autoridades están viendo que los altos niveles de entradas en la época estival se han mantenido durante los meses siguientes.

[quote_box_center]En octubre pasado, 4,973 niños no acompañados cruzaron la frontera sur, lo que supone un incremento del 97% con respecto al mismo mes de 2014, cuando la cifra fue de 2,519 menores, según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).[/quote_box_center]

En noviembre la cifra fue de 5,622 frente a los 2,610 del mismo mes de 2014, lo que significa un aumento del 115 %.

En respuesta a ese aumento de detenciones de menores que cruzan la frontera en solitario, la Oficina de Reasentamiento de Refugiados del Departamento de Salud «ha iniciado un proceso para expandir» su capacidad de dar refugio temporal a esos niños, según explicó la portavoz del DHS, Marsha L. Catron, en una declaración enviada a Efe.

[quote_box_center]En virtud de ese proceso, esa oficina ha incrementado la disponibilidad de camas en noviembre de 7,900 a 8,400, y ha pedido apoyo para que estén disponibles otras 5,000 más en un plazo de 30 días por si es necesario.[/quote_box_center]

Las autoridades detuvieron en el año fiscal 2015, entre el 1 de octubre de 2014 y el 30 de septiembre de 2015, a 39,970 menores sin acompañante en la frontera con México, un 42 % menos que en el anterior año fiscal, de acuerdo con la CBP.

[quote_box_center]En el año fiscal 2014 se desató una crisis migratoria sin precedentes en la frontera suroeste y fueron casi el doble, 68,541, los niños sin acompañante que intentaron cruzar desde México, en su mayoría procedentes de El Salvador, Guatemala y Honduras.[/quote_box_center]

El presidente de EEUU, Barack Obama, clausuró los centros de detención de inmigrantes en 2009, poco después de su llegada al poder, pero decidió reabrirlos tras esa crisis de 2014.

Comenta con tu Facebook

commentarios