California, dic 4 (SF).- La mujer que junto a su pareja, culpada de una matanza en California prometió lealtad al grupo Estado Islámico y al líder del grupo terrorista en Facebook utilizando un alias y luego borró los mensajes antes de los ataques, dijo un agente policial el viernes, en la prueba más contundente hasta la fecha de que pudo tratarse de un ataque terrorista.

[quote_box_center]El agente dijo que Tashfeen Malik publicó sus textos bajo un alias. Un directivo de Facebook dijo que elogió al líder del grupo Estado Islámico en un texto en el momento en que se cree que la pareja irrumpió en un centro de servicios sociales y abrió fuego.[/quote_box_center]

La notable revelación sobre las actividades en línea de Tashfeen Malik proporcionó los primeros detalles significativos que indican un motivo para su participación con su marido, Syed Farook en el tiroteo que mató a 14 personas y dejó 21 heridos. La policía abatió a la pareja musulmana horas después en un tiroteo.

[quote_box_center]Malik, paquistaní de 27 años, llegó a Estados Unidos en 2014 con visa de novia y se casó con Syed Farook en California. Tenían una hija de seis meses.[/quote_box_center]

Otro funcionario dijo que Malik expresaba “admiración” por el líder del grupo extremista en su cuenta en Facebook bajo un seudónimo y que no había señales de que alguien afiliado con el Estado Islámico se hubiera comunicado con ella o le hubiera transmitido instrucciones para operar. Esta fuente también habló bajo la condición de anonimato por no estar autorizado a identificarse.

Crédito: EFE
Crédito: EFE

El FBI investiga como posible acto de terrorismo

El FBI investiga la matanza en un centro de servicios sociales del sur de California con un posible acto de terrorismo, pero no había llegado a conclusiones firmes. Por otra parte, un agente de inteligencia dijo que Farook había estado en contacto con conocidos extremistas islámicos a través de las redes sociales. Esta fuente también habló bajo la condición de anonimato por no estar autorizado a identificarse.

Sin embargo, otras autoridades desde la policía local hasta la secretaria de Justicia, Loretta Lynch, dicen que podría tratarse de un ataque de furia causado por problemas laborales o de una mezcla perversa de religión y venganza personal.

[quote_box_center]Farook, de 28 años, no tenía pasado delictivo ni estaba bajo vigilancia de la policía local o federal antes del ataque. Sus amigos lo conocían por su sonrisa, su devoción islámica y su afición a restaurar autos.[/quote_box_center]

No conocían al hombre que según las autoridades se dedicaba junto con su esposa a fabricar bombas caseras y acumular miles de proyectiles para asaltar a la manera de un comando a una reunión de los colegas de Farook del departamento de salud pública de San Bernardino.

[pull_quote_center]“Era una persona de éxito, tenía un buen trabajo, un buen ingreso, esposa y familia. ¿Qué echaba de menos en su vida?”, se preguntó Nizaam Ali, feligrés de la misma mezquita que Farook en San Bernardino.[/pull_quote_center]

 

Comenta con tu Facebook

commentarios