Santo Domingo, dic 4 (SF).- El director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), doctor Víctor Terrero, aseguró que la decisión del Tribunal Constitucional sobre el Código Penal constituye un retroceso para la sociedad dominicana, y advirtió que pone al país en una posición difícil para mejorar la condición de la mujer.

[pull_quote_center]“A quién se le puede ocurrir mandar a un país a manejarse con un código de 1884”, enfatizó el funcionario.[/pull_quote_center]

Terrero intervino en la Jornada de Socialización de Resultados del Diagnóstico de Necesidades de Salud de Personas Trans, auspiciada por la USAID, en colaboración de UNIBE y el COIN.

Dijo que la decisión de esa instancia judicial priva a la sociedad dominicana de una herramienta adecuada para alcanzar las metas en los temas de la mujer.

[pull_quote_center]“El Tribunal Constitucional -indicó- viola todos los derechos de nuestras mujeres con esa decisión, y pone a la sociedad dominicana y a sus instituciones en una posición difícil para seguir luchando por mejorar la condición de la mujer”.[/pull_quote_center]

[pull_quote_center]“Yo espero -añadió- que la declaración de inconstitucionalidad  haya sido una respuesta a la forma desordenada en que fue conocida la observación al Código Penal que hizo el Presidente Danilo Medina, y no una manera de enfrentar la propuesta de despenalización del aborto en ciertas condiciones”.[/pull_quote_center]

Estigma y discriminación

El director del CONAVIHSIDA favoreció que las personas trans puedan acceder oportunamente a los servicios  de prevención, prueba y tratamiento del VIH, en un ambiente libre de estigma y discriminación.

[pull_quote_center]“Las personas trans –observó- pueden ejercer plenamente su derecho al desarrollo”.[/pull_quote_center]

Expresó que la Respuesta Nacional al VIH debe ser equitativa, sostenible  e incluyente.

[pull_quote_center]“El estigma y la discriminación comprometen la convivencia humana y generan manifestaciones de violación a los derechos humanos”, adujo.[/pull_quote_center]

Explicó que existen evidencias incuestionables de que el estigma y la discriminación  alejan a las personas de las fuentes de información, desalienta la adopción de comportamientos de autocuidado, obstaculiza la detección oportuna y acceso oportuno al tratamiento, y deriva en ineficacia de las intervenciones encaminadas a controlar la epidemia del VIH.

Comenta con tu Facebook

commentarios