California, Dic 2 (SF).- En las cercanía del centro de servicios sociales en el sur de California, donde tres hombres armados asesinaron a al menos 14 personas e hirieron a otras 17, la policía abatió a los sospechosos, que se encontraban en una camioneta oscura.

La persecución ocurrió a dos millas del lugar del ataque: la policía se enfrentó con los ocupantes de una camioneta negra y los dos sospechosos, un hombre y una mujer, murieron dentro del auto.

Un tercer individuo, que salió corriendo del lugar, fue detenido sin que se sepa todavía si está implicado en el suceso de San Bernardino.

Un policía resultó herido en el intercambio de disparos, pero no corre peligro.

[pull_quote_center]»Esta gente vino preparada. Tenían armas largas, no pistolas», dijo Burguan.[/pull_quote_center]

Un escuadrón antibombas halló lo que se cree es un dispositivo explosivo en el lugar del tiroteo.

[quote_box_center]Imágenes de la televisión mostraban vehículos blindados que bloqueaban a la camioneta en una calle residencial[/quote_box_center]

Diez de los heridos en el tiroteo en un centro de servicio social del sur de California se encuentran hospitalizados en condición crítica, informaron las autoridades.

El jefe de bomberos, Tom Hannemann, dijo que tres personas estaban en estado grave. Las autoridades señalaron que 14 personas murieron en el tiroteo en el Centro Regional Inland de San Bernardino, a 96 kilómetros al este de Los Angeles.

El jefe dijo que los bomberos se presentaron al lugar siete minutos después de la llamada de emergencia de las 11:00 de la mañana, y transportaron antes de las 11:30 a todos los heridos.

Las autoridades buscan a tres sospechosos y aún se desconocen los motivos.

[quote_center]Obama «Esto no ocurre con la misma frecuencia en otros países»[/quote_center]

De su lado, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lamentó el «patrón» de tiroteos en el país en un escenario que según admitió «no tiene igual» en el mundo.

tiroteo-obama-san-bernardino-california-1024x768

[pull_quote_center]»Existe en este país un patrón de tiroteos masivos sin igual en el mundo. Podríamos tomar varias medidas, no para eliminar todos estos tiroteos, pero para mejorar las chances de que no se produzcan con tanta frecuencia», dijo Obama a CBS News.[/pull_quote_center]

Entre esas medidas para impedir nuevos episodios similares el mandatario mencionó «el sentido común, leyes sobre seguridad, y mejores chequeos de antecedentes».

De acuerdo con Obama, se precisa hacer que casos como éste «sean raros. Esto no ocurre con la misma frecuencia en otros países».

El pasado viernes, un hombre armado provocó un tiroteo en un centro de planificación familiar, y Obama no logró esconder su furia. «¡Ya basta!», expresó en una nota oficial, para añadir que «esto no es normal, esto no puede convertirse en normal».

Desde comienzos de este año y hasta el inicio de octubre, Estados Unidos ha sido escenario de 296 tiroteos en 274 días, según el sitio Shootingtracker, que da cuenta de todos los incidentes de este tipo que provoquen un mínimo de cuatro víctimas entre muertos y heridos.

Comenta con tu Facebook

commentarios