Río de Janeiro, dic 2 (SF).- El líder de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, abrió este miércoles un proceso de juicio político contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, porque presuntamente violó leyes de responsabilidad fiscal.

«Hubo mucha reflexión de mi parte. Pero en ningún otro mandato se habían recibido tantos pedidos para impugnar a un presidente», expresó Cunha.

El argumento principal planteado por los que piden el juicio político es que el tribunal federal de Brasil en octubre resolvió que Rousseff violó la ley de responsabilidad fiscal mediante el uso de fondos de bancos estatales cada vez que había agujeros en el presupuesto.

El procedimiento pasará a una comisión especial que será integrada en los próximos días con diputados de todos los partidos de manera proporcional. No se ha definido una fecha para ello.

[quote_box_left]Con 342 aprobaciones del total de 513 diputados, Rousseff podría ser apartada de su cargo a poco de haber asumido su segundo mandato el 1 de enero pasado.[/quote_box_left]

Luego el plenario del Senado la juzgará y en caso de que dos tercios de la cámara alta (54 de 81) levanten su mano afirmativamente Rousseff perderá su mandato y será sustituida por su vicepresidente, Michel Temer (PMDB, centro), hasta las próximas elecciones presidenciales de 2018.

«No hago esto con ninguna felicidad, sé que es un gesto delicado en un momento en que el país atraviesa una situación difícil» desde el punto de vista tanto económico como político, añadió Cunha, cuyo cargo también está en juego por la investigación de Petrobras.

Rousseff dio inicio a su segundo mandato el 1 de enero y su popularidad se ha desplomado debido a un enorme escándalo de corrupción en torno a un esquema de sobornos de la estatal Petrobras.

Aunque Rousseff no ha sido implicada personalmente en el caso de corrupción, varias manifestaciones que han llegado a reunir a cientos de miles en el país exigían un juicio político contra la presidenta.

El líder diputado Cunha, en cambio, enfrenta cargos de corrupción en la Suprema Corte por supuestamente aceptar millones de reales en sobornos.

[quote_box_center]Cunha decidió pasar a la acción el mismo día en que diputados del gobernante Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) hicieran público que votarían a favor de abrir una investigación contra él en el Congreso por haber ocultado millonarias cuentas en Suiza. Ese proceso tiene potencial de terminar con el mandato del actual jefe de la cámara baja.[/quote_box_center]

El paso inicial para un eventual juicio político a la presidenta, cuya gestión es aprobada apenas por un 10% de la población, sumerge a la séptima economía del mundo en una crisis de final incierto tras un año turbulento. A esto se suma una profunda crisis económica: Brasil atraviesa una recesión que durará dos años consecutivos según todo pronóstico, la más larga desde 1930-1931.

Comenta con tu Facebook

commentarios