Nairobi, nov 27 (SF).- El Papa Francisco llamó a los jóvenes reunidos en el estadio Kasarani de Nairobi, a resistir ante la tentación de la corrupción y que ayuden a quienes han sido tentados por las ideologías radicales.

[pull_quote_center]“Cada vez que aceptamos un soborno y lo metemos en el bolsillo, destruimos nuestro corazón, nuestras personalidad y nuestra patria. Por favor no tomen el gusto de ese ‘dulce’ que se llama corrupción”, pidió.[/pull_quote_center]

papa-jovenesDejando de lado un documento preparado, el Pontífice se dirigió a un estadio repleto en Nairobi antes de viajar a Uganda, donde comenzó la segunda parte de su viaje por África , señaló Reuters.

[pull_quote_center]En Uganda tuvo una multitudinaria recepción. Decenas de miles de personas se reunieron para verlo pasar camino a la ciudad, en la mayor conglomeración en lo que va de su viaje.[/pull_quote_center]

En la Casa de Gobierno de Uganda, Francisco habló de la crisis de refugiados y sostuvo que la forma en que sea manejada «será una prueba de nuestra humanidad, nuestro respeto por la dignidad humana y nuestra solidaridad por nuestros hermanos».

En Kenia, Francisco había mostrado el estilo espontáneo que lo ha hecho ganarse el cariño de católicos y otros seguidores en todo el mundo. «El espíritu del mal nos lleva a una falta de unidad. Nos lleva al tribalismo, la corrupción y las drogas. A la destrucción por el fanatismo», dijo el Papa, pidiendo a los jóvenes que no caigan en estos vicios.

[pull_quote_center]»Unamos todos las manos, pongámonos de pie como señal en contra del tribalismo malo», dijo, sujetando las manos de dos jóvenes en un escenario.[/pull_quote_center]

Tras ser recibido en el estadio con cantos y bailes y la presencia del presidente Uhuru Kenyatta, la primera dama y el clero, el Papa fue vitoreado durante su discurso. El mandatario reorganizó su gabinete esta semana luego de que varios ministros se vieron salpicados por acusaciones de corrupción.

papa-kenia3

[pull_quote_center]La corrupción «es como el azúcar, dulce, nos gusta, es fácil», dijo Francisco. «También en el Vaticano hay casos de corrupción. Por favor, no desarrollen ese gusto por esa azúcar llamada corrupción», agregó.[/pull_quote_center]

En Kenia, que fue blanco de una serie de mortales atentados de parte de militantes islamistas, el Papa llamó al diálogo interreligioso. Dijo que el nombre de Dios nunca puede ser invocado para justificar la violencia y pidió a los líderes mundiales que discutan sobre el cambio climático.

Comenta con tu Facebook

commentarios