Naciones Unidas, (SF).- La Organización de Naciones Unidas (ONU) hizo un llamado a redoblar los esfuerzos para que las carreteras sean más seguras y evitar que cada año sigan muriendo unos 1,25 millones de personas en todo el mundo víctimas de accidentes de tráfico.

«Pese a las mejoras en materia de seguridad vial, sigue habiendo un número escandaloso de muertos y heridos en las carreteras», dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en un mensaje con motivo del Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico.

Este tipo de accidentes es la principal causa de muerte en jóvenes entre los 15 y 29 años, y casi la mitad de las víctimas son peatones, ciclistas y motociclistas.

«Hago un nuevo llamamiento a los gobiernos a reforzar las leyes para combatir el exceso de velocidad y la conducción en estado de ebriedad en las carreteras, así como el uso del cinturón de seguridad, el casco y los asientos para niños», añadió Ban.

El secretario general destacó que esta semana se celebrará en Brasil la Segunda Conferencia Mundial de Alto Nivel sobre Seguridad Vial en la que participarán unos 1.500 delegados de más de un centenar de países.

Finalmente, Ban recordó que uno de los objetivos de la nueva agenda de desarrollo sostenible aprobada en septiembre por los líderes mundiales es reducir a la mitad las muertes y lesiones causadas por accidentes de tráfico en el mundo para el año 2020.

El 15 de noviembre fue adoptado en 2005 por la Asamblea General de la ONU como «Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico» como un instrumento importante de los esfuerzos desplegados en todo el mundo para reducir las muertes en las carreteras.

Comenta con tu Facebook

commentarios