Nueva York, nov 12 (SF).- Dos sobrinos de la primera dama de Venezuela uno de ellos ahijado del presidente Nicolás Maduro, fueron acusados hoy de delitos de narcotráfico en EE.UU., según confirmó la Fiscalía del distrito sur de Nueva York.

Mientras Maduro, se encuentra en Ginebra junto a su esposa, denunció hoy ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU que su país ha sufrido durante las últimas dos décadas un “acoso permanente” de Estados Unidos.

[quote_box_center]Maduro no hizo referencia en su discurso a la detención en Haití de su sobrino y de su ahijado, pero sí se refirió en varias ocasiones a un supuesto complot de determinadas fuerzas occidentales contra su país.[/quote_box_center]

Un gran jurado neoyorquino imputó a Efraín Antonio Campo Flores y a Francisco Flores de Freitas el cargo de conspiración para introducir cocaína en EE.UU., paso previo a la comparecencia ante el juez federal James L. Cott que está prevista para este jueves, según un comunicado de la Fiscalía.

[quote_center]El fiscal del caso, Preet Bharara, dijo que “la pena en el escrito de imputación conlleva como máximo una condena de cadena perpetua”.[/quote_center]

De esta manera se confirmó la información aparecida este miércoles en el diario The Wall Street Journal acerca de la detención de dos familiares de Maduro, sobre la cual ni el presidente ni otras altas fuentes venezolanas se han pronunciado hasta ahora expresamente, aunque sí han denunciado “ataques”, “emboscadas” y “mentiras” imperialistas en las últimas horas.

[quote_box_center]Campo Flores, de 29 años, fue criado por la esposa del presidente venezolano, Cilia Flores, quien es también tía del otro detenido, Francisco Flores de Freitas, según el diario neoyorquino.[/quote_box_center]

La oposición venezolana ha pedido explicaciones al Gobierno y la creación de una comisión investigadora, mientras que organizaciones de exiliados venezolanos en Miami han señalado que el caso confirma que Venezuela es un “narcoestado”.

Campo Flores y Flores de Freitas fueron detenidos este martes en la capital de Haití y entregados a agentes de la Oficina Antidrogas de EE.UU. (DEA, en ingles) quienes los trasladaron a Nueva York, según las informaciones publicadas el miércoles.

[quote_box_center]Los dos habían llegado a Haití en una avioneta con matrícula venezolana y tenían pasaportes diplomáticos, de acuerdo con esos medios.[/quote_box_center]

Esas primeras informaciones señalaron que los venezolanos contactaron con un informante confidencial de la DEA en Honduras en octubre y le pidieron ayuda para pasar 800 kilogramos de cocaína a través de la isla de Roatán (Honduras).

En reuniones posteriores en Venezuela, grabadas por los agentes de la DEA, los dos venezolanos llevaron un kilo de cocaína a dicho contacto para mostrar la calidad de la droga prometida, que iba a ser vendida en Nueva York, dijo el Wall Street Journal.

En el comunicado hecho público hoy por la Fiscalía se señala que ambos conspiraron junto a otras personas para introducir en Estados Unidos al menos cinco kilos de droga.

El caso de los familiares de Maduro llega en un momento en el que hay varias investigaciones abiertas en Estados Unidos sobre presuntas actividades del narcotráfico y lavado de dinero por parte de la cúpula militar venezolana, la policía y funcionarios del Gobierno.

Comenta con tu Facebook

commentarios