Washington, nov 10 (SF).- El presidente estadounidense Barack Obama y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reunieron en la Casa Blanca para abordar la renegociación del acuerdo de ayuda militar, que expira en 2017.

En el encuentro minimizaron sus marcadas diferencias y reafirmaron su compromiso por alcanzar la elusiva paz en Oriente Medio, aunque las posibilidades de un acuerdo entre israelíes y palestinos parece cada vez más lejanas.

[quote_box_center]La reunión entre los líderes de Estados Unidos e Israel en la Casa Blanca representó su primer encuentro frente a frente en más de un año. Desde hace tiempo sostienen una fría relación, y las tensiones alcanzaron su punto más álgido tras el fracaso de las conversaciones de paz entre Israel y Palestina, la ofensiva israelí en Gaza en 2014 o el acuerdo nuclear con Irán fueron algunos de los motivos de tensión.[/quote_box_center]

Previo a la reunión, ambos evitaron tocar con la prensa su desacuerdo sobre Irán. Obama comentó que era un «problema limitado», mientras que Netanyahu no se refirió al asunto en absoluto.

[quote_box_center]»No tenemos un desacuerdo en la necesidad de asegurarnos de que Irán no tenga armas nucleares, y no estamos en desacuerdo en frenar cualquier actividad desestabilizadora que pudiera estar sucediendo en Irán», dijo Obama. «Así que seguiremos buscando puntos de vista en común allí».[/quote_box_center]

En público, los mandatarios enfatizaron las áreas de interés común, incluidas las negociaciones sobre un nuevo acuerdo de seguridad y el objetivo de alcanzar la paz entre israelíes y palestinos, incluso en momentos en que ambos bandos se han involucrado en una nueva ola de violencia.

Obama señaló que se enfoca en «cómo podemos retomar el sendero de la paz, y cómo podemos asegurarnos de que las aspiraciones palestinas legítimas se alcancen por medio de un proceso político, incluso mientras nos aseguramos de que Israel tenga la capacidad de mantenerse seguro».

[quote_box_center]Netanyahu expresó: «No hemos renunciado a nuestra esperanza de la paz». Reafirmó su apoyo a una solución en la que haya dos estados, aunque no cedió en las añejas condiciones impuestas por Israel para lograr el objetivo.[/quote_box_center]

El primer ministro hizo sus afirmaciones luego de una aparente retractación al respecto durante las elecciones israelíes de principios de año.

En ese momento, las autoridades estadounidenses señalaron que habría ramificaciones políticas ante el cambio de postura de Netanyahu al respecto de la creación de un estado, incluida una potencial disminución a las medidas para oponerse a que los palestinos recurran al Consejo de Seguridad de la ONU para la creación de un estado.

[quote_box_center]Sin embargo, funcionarios de la Casa Blanca señalaron que Obama se enfocó más en hacer que Netanyahu esboce planes para minimizar las confrontaciones entre israelíes y palestinos ante la ausencia de una solución a largo plazo.[/quote_box_center]

Mientras tanto, la violencia continúa en Oriente Medio. La última oleada de violencia entre palestinos e israelíes, caracterizada por los ataques con armas blancas, dejó hasta ahora un saldo de más de 80 muertos, además de centenares de heridos y una creciente sensación de inseguridad en Israel.

Comenta con tu Facebook

commentarios