Bogotá, nov 10 (SF).- El máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias «Timochenko», anunció hoy que ordenó a todas las estructuras de esa guerrilla suspender la compra de armas en aras de reducir la intensidad del conflicto armado en Colombia.

[quote_box_center]»El 30 de septiembre del 2015 di orden de suspender la compra de armas y municiones a todas las estructuras», escribió Londoño en su cuenta de Twitter, en un mensaje dirigido al presidente Juan Manuel Santos, reseñó DPA.[/quote_box_center]

Su declaración, acompañada del mensaje «desescalamiento ya», llega pocos días antes del tercer aniversario de las negociaciones de paz con el Gobierno colombiano, que se desarrollan en La Habana.

[quote_box_center]Santos y «Timochenko» se estrecharon las manos el pasado 23 de septiembre en La Habana, sede del proceso de paz, durante un acto para anunciar un acuerdo en materia de justicia transicional.[/quote_box_center]

Ese día ambos anunciaron una fecha límite, el 23 de marzo de 2016, para firmar un acuerdo que debe poner punto final a una confrontación de cinco décadas. Además, el grupo guerrillero se comprometió a dejar las armas a más tardar dos meses después de la firma de la paz.

[quote_box_center]Allí, las partes han alcanzado preacuerdos sobre tres de los cinco puntos de los que consta la agenda para firmar la paz, referidos a propiedad de la tierra, participación política y erradicación de cultivos ilícitos.[/quote_box_center]

Para terminar el conflicto armado, que dura ya más de medio siglo, quedan pendientes los apartados de víctimas y desarme y desmovilización de guerrilleros, sobre los que los negociadores trabajan simultáneamente para acelerar el proceso.

[quote_center]Las FARC dijeron posteriormente que no es seguro que se cumpla la fecha para la firma del acuerdo.[/quote_center]

El gobierno colombiano y las FARC negocian desde noviembre de 2012 en Cuba con el objetivo de acabar con un conflicto armado interno que deja más de 220.000 muertos, al menos 45.000 desaparecidos y unos cinco millones de desplazados.

[quote_box_center]Las FARC se comprometieron desde el pasado 20 de julio a cumplir un cese del fuego unilateral, a lo que el Gobierno respondió con una orden a la Fuerza Aérea para suspender los bombardeos de campamentos guerrilleros. Sin embargo, las operaciones del Ejército en tierra contra ese grupo se mantienen.[/quote_box_center]

Ambas partes han manifestado estar dispuestas a llegar a un acuerdo para que antes de fin de año se llegue a una instancia de cese del fuego bilateral.

Comenta con tu Facebook

commentarios