Londres, Nov 8 (SF).- Para preparar una taza de té en forma «correcta» se necesita una olla de porcelana, en la que debe haber al menos dos gramos de té por cada 100ml de agua, según la British Standards Institution (BSI), una multinacional orientada a la creación de normas para la estandarización de procesos.

BSI lanzó una guía llamada «preparación de un licor de té para su uso en pruebas sensoriales» en la que además detalla que la temperatura no debe superar los 85 grados cuando se sirve, pero debe estar por encima de los 60 grados para un «óptimo sabor y sensación».

Colocar la leche primero es aparentemente la forma correcta de hacer el té. Seguramente, este será un golpe devastador para los puristas del té, que sostienen que este método es un pecado capital cuando se trata de preparar una taza adecuada.

te

[quote_box_center]El tamaño perfecto de la taza es aparentemente de entre 74mm y 78mm de ancho, y de entre 83mm y 87mm de alto. Dado que el saco de té promedio contiene 1,5 gramos de hojas de té, por lo menos dos sacos de té deben ser utilizados para una olla pequeña, y cuatro para una grande.[/quote_box_center]

[quote_center]Según la BSI, el tiempo de maceración perfecto es de seis minutos, lo que posibilita extraer los sabores de la hoja de té.[/quote_center]

Organizaciones profesionales y expertos colaboraron para la creación de la fórmula. La Asociación Británica de Productores de Té, el Comité de Comercio del Té y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación colaboraron en la creación de las normas, que fueron desarrolladas en 1980 para ayudar a los testers de té profesionales, que se conocen oficialmente como BS 6008.

Comenta con tu Facebook

commentarios