Agencias, nov 5 (SF).- Julián Hernández, un niño que desapareció en Alabama, Estados Unidos, hace 13 años ha sido encontrado sano y salvo en Ohio, según ha informado la policía de Vestavia Hills en Alabama.

[quote_box_center]El pequeño, que estaba bajo la custodia legal de su madre, desapareció cuando tenía cinco años el 28 de agosto de 2002. Se sospechaba que su padre, Bobby Hernández, fue quien lo secuestró.[/quote_box_center]

Julián Hernández, ahora de 18 años, aparentemente ha estado viviendo bajo diferentes nombres junto con su padre, Bobby Hernández, durante los últimos 13 años, mientras su madre lo daba por perdido.

Bobby Hernández fue detenido el lunes y está acusado de manipulación de los registros y de usar presuntamente información falsa para conseguir un documento de identidad de Ohio en 2012, según ha informado la cadena de televisión NBC.

[quote_box_center]Brandon Falls, fiscal de distrito del condado de Jefferson (Alabama), explicó a las televisiones locales que la resolución del caso comenzó cuando Hernández trató de solicitar acceso a varias universidades y encontró problemas en la verificación de su número de identificación del Seguro Social.[/quote_box_center]

Un consejero educativo ayudó al joven y ambos encontraron su nombre en la base de datos del Centro Nacional de Niños Desaparecidos y Explotados.

[quote_box_center]Fue la madre quien había informado de la desaparición de su hijo en agosto de 2002 y, desde el comienzo, las autoridades habían sospechado del padre y apuntado a un posible secuestro.[/quote_box_center]

El jefe de la Policía de Vestavia Hills, Dan Rary, ha dicho que ya se ha informado a la madre del chico y a su familia y que Bobby Hernández se enfrentará a cargos por presunto secuestro.

Comenta con tu Facebook

commentarios