Santo Domingo, oct 12 (SF).- El presidente Danilo Medina afirmó este domingo, en Blanco Arriba, Tenares, que continuará sus esfuerzos para incorporar más dominicanos y dominicanas la clase media porque de nada sirve “vivir en una sociedad con el estómago vacío”.

[quote_center]Dijo que procura crear las condiciones a los productores con el propósito de puedan elevar la capacidad de bienes y servicios.[/quote_center]

1er-entretitulo[quote_box_center]“De nada sirve vivir en una jaula de oro, pero con el estómago vacío”, sostuvo el Jefe del Estado frente a representantes de la Asociación de Productores Agropecuarios de Tenares y de otras entidades organizadas, a favor de quienes dispuso la construcción de una serie de obras demandas desde hace tiempo y el otorgamiento de financiamientos para incrementar sus actividades productivas.[/quote_box_center]

Consideró que el problema de los pequeños y medianos productores radica en que, al carecer de capacidad para alcanzar financiamiento debido a las altas tasas, se ven limitado en su empeño por mejorar sus condiciones de vida.

El mandatario estuvo acompañado de los ministros José Ramón Peralta y Gonzalo Castillo, Administrativo de la Presidencia y de Obras Públicas, respectivamente; Antonio López, director ejecutivo del Fondo Especial para el Desarrollo Agropecuario (FEDA); Justo Guzmán, coordinador ejecutivo de Proyectos Especiales de la Presidencia de la República, así como de sus asistentes Carlos Pared Pérez y Robert de la Cruz.

4to_parrafo_35_0

Financiamiento para 10,170 tareas

Durante la actividad, el Presidente Medina dispuso la realización de una serie de obras que le formularon sectores organizados y el otorgamiento de financiamientos a los productores de cacao y porcicultores con la finalidad de que incrementen significativamente la rentabilidad.

Originalmente se había aprobado un financiamiento para 339 productores de cacao agrupados en la Asociación de Productores Agropecuarios de Tenares para renovación de 3,390 tareas, a razón de diez tareas cada uno, pero el mandatario ordenó que fueran 30 tareas para aumentar la rentabilidad de manera considerable. El promedio por cada productor es de 100 tareas.

Además, dispuso que el financiamiento se hiciera con un tiempo de gracia superior a un año, tiempo mayor al que había consensuado FEDA y productores.

Comenta con tu Facebook

commentarios