Ciudad del Vaticano, Oct 5 (SF).- Un día después de un miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe revelara su homosexualidad y presentara a su pareja el Papa Francisco dijo que el matrimonio es un vínculo indisoluble entre un hombre y una mujer.

Durante una polémica reunión de obispos de todo el mundo sobre cuestiones de la familia el Sumo Pontífice acotó que la Iglesia debe «acercarse y cuidar de las parejas heridas, con el bálsamo de la aceptación y la misericordia».

Tras este sábado Krzysztof Olaf Charamsa, de 43 años, revelar su homosexualidad el Vaticano consideró “muy grave” e “irresponsable” que un cura anunciara su homosexualidad a la prensa y decidió suspenderlo de sus funciones.

“La elección de hacer una declaración tan impactante un día antes de la apertura del sínodo (sobre la familia) es muy grave e irresponsable”, precisó el padre Federico Lombardi, en un comunicado.

cura-gay
Olaf Charamsa, nacido en Gdynia, Polonia, reconoció además, que tiene pareja.

[quote_box_center]“Sé que tendré que renunciar a mi ministerio, aunque es toda mi vida. Sé que la Iglesia me verá como alguien que no supo cumplir con su deber de castidad; que se extravió y por si fuera poco, no con una mujer ¡sino con un hombre!”, aseguró el padre al diario italiano Corriere della Sera.[/quote_box_center]

También reveló que no hace esto para vivir con su pareja, “esta es una decisión mucho más profunda que nace de mi reflexión sobre lo que predica la Iglesia”, agregó.

[quote_center]Sobre el tema de la homosexualidad, Charamsa opina y asegura que “no se puede esperar otros 50 años”.[/quote_center]

gaypriest

[quote_box_center]“Es hora de que la Iglesia abra los ojos frente a los homosexuales creyentes y entienda la solución que propone. Esto es la abstinencia total y una vida sin amor, no es humana”, declara.[/quote_box_center]

“El clero es ampliamente homosexual y también, por desgracia, homófobo hasta la paranoia, porque está paralizado por la falta de aceptación hacia su propia orientación sexual”, añade en la edición polaca de la revista Newsweek.

“No quiero destruir a la Iglesia, quiero ayudarla y, sobre todo, quiero ayudar a quienes persigue. Mi salida del armario tiene que ser un llamamiento al sínodo para que la Iglesia cese sus acciones paranoicas hacia las minorías sexuales”, afirma.

[pull_quote_center]De igual manera dijo que, “quisiera decirle al sínodo que el amor homosexual es un amor familiar. Todos, incluidos los gays, lesbianas y transexuales, llevan en el corazón un deseo de amor y de familia”, dice al diario italiano, en un mensaje dirigido a los 360 participantes del sínodo que se reunirá a partir del domingo en el Vaticano.[/pull_quote_center]

El cura polaco confiesa que siempre se sintió homosexual pero que, al principio, no lo aceptaba y repetía lo que la Iglesia le imponía, “el principio según el cual ‘la homosexualidad no existe’”.

Finalmente, el sacerdote Krzysztof afirma que tras conocer a su pareja, tuvo el sentimiento de convertirse en un mejor cura, de pronunciar mejores sermones, de ayudar mejor a los demás y de ser cada vez más feliz.

Comenta con tu Facebook

commentarios