Agencias, sep 29 (SF).- La hija del actor Paul Walker, quien falleció en 2013 a causa de un accidente de tráfico durante un evento benéfico, demandó a la marca automovilística Porsche, fabricante del vehículo en el que viajaba su padre cuando falleció, además alega que las fallas en los sistemas de seguridad llevaron a la muerte a su padre.

[quote_box_center]La joven Meadow Rain Walker, de 16 años, ha presentado esta demanda en Los Ángeles por homicidio por imprudencia contra Porsche, según muestran los registros judiciales.[/quote_box_center]

Meadow alegó que Porsche, el fabricante, escatimó recursos en las características de seguridad del vehículo, que podrían o bien haber evitado el choque del todo o, al menos, haber mantenido a Walker con vida.

Meadow-walker[quote_box_center]Walker falleció a los 40 años, en noviembre de 2013, cuando el automóvil Porsche Carrera GT de 2005 conducido por su amigo y asesor financiero, Roger Rodas, quien también perdió la vida, se estrelló contra un arbol y estalló en llamas.[/quote_box_center]

Los investigadores concluyeron que Rodas conducía a una «velocidad  peligrosa, de aproximadamente 100 millas por hora (160 Km/h)», lo que hizo que perdiera el control del vehículo.

Meadow afirma que el fabricante alemán sabía que el Carrera GT tenía problemas de inestabilidad pero no añadió un sistema de control para  corregir el problema, indicó Los Angeles Times.

8D1[quote_center]»De no presentar estos defectos el coche, Paul Walker seguiría vivo hoy», añadía.[/quote_center]

No se ha podido contactar con Porsche a raíz de esta demanda, pero, en abril, abogados de la compañía declararon, como respuesta a otra demanda interpuesta por la viuda de Roger Rodas, que el culpable del accidente era el mismo Rodas.

Comenta con tu Facebook

commentarios