Agencias, sep 10 (SF).- El Teatro Chino se vistió de gala luego de que Katy Perry, de 30 años, y el diseñador de moda Jeremy Scott, de 41 años, dejaron sus huellas inmortalizadas en el «Paseo de la Fama de Hollywood».

Perry, como estamos acostumbrados a verla siempre sensual acudió al evento con un ajustado vestido de gala negro, pero al momento de posar arrodillada con las palmas en el suelo para la clásica fotografía del recuerdo, los paparazzis captaron el momento exacto en que sus atributos parecían salirse de su lugar.

paseo-fama[quote_box_center]“Estoy muy honrado de ser el primer diseñador de moda en hacer esto. Voy a llorar si puedo sacarlo. Es un gran honor imaginar que mis manos van a ser inmortalizadas donde he sido inspirado por tantos íconos del cine”, señaló Scott.[/quote_box_center]

Sin mayor contrariedad, Katy y Jeremy continuaron con el evento que compartieron por su amistad que nació en el documental ‘The Vladar Company’s Jeremy Scott: The people´s designer’, en donde la cantante vistió algunos de los mejores modelos del diseñador.

Comenta con tu Facebook

commentarios