Astaná, Sept 5 (SF).- 120 mil saigas, una especie de mamífero artiodáctilo que habita en las estepas de Asia Central -de una población de 250 mil- murieron horas después de mostrar síntomas como diarrea, expulsión de espuma por la boca y depresión, lo que las hace dejar de comer.

¿La razón más probable? una infección transmitida por los «suslik», unos roedores similares a las ardillas portadores de la pasteurella, una enfermedad que ataca a las hembras cuando su sistema inmunológico es más débil, precisamente en el momento tras dar a luz.

antilopes...

Según los investigadores, estas bacterias normalmente inofensivas se encuentran de forma natural en los sistemas respiratorio y digestivo de los animales, por lo que debe existir algún factor que reduzca su capacidad inmune.

[quote_center]»Ninguna enfermedad infecciosa es capaz de actuar de esta forma», indicaron.[/quote_center]

El problema es que la desaparición masiva volvió a ocurrir durante la última semana y en el mismo lugar, con 60 mil antílopes muertos en sólo cuatro días, amenazando aún más a la especie.

Todo inició a fines de mayo, cuando hubo pequeños incidentes con algunos de estos animales muertos.
Todo inició a fines de mayo, cuando hubo pequeños incidentes con algunos de estos animales muertos.

Y el patrón se repite. De acuerdo a los análisis, se han encontrado toxinas bacterianas en las muestras del tejido de los animales, incluyendo además de la pasteurella al clostridium. Sin embargo, aún resulta desconcertante el hecho que los antílopes tengan una muerte tan repentina de un día para otro.

saigas

Hasta ahora, las hipótesis planteadas involucran a otros aspectos relacionados con el medio ambiente que pudieron provocar un cambio en las bacterias, como los fríos extremos de la región.

siagas

«Esto no ha sido observado en ninguna otra especie», indicó Steffen Zuther, geoecologista investigador del fenómeno. «Es realmente inaudito. La pregunta es por qué se ha desarrollado tan rápidamente y se extendió a todos los animales», agregó.

Richard Kock, veterinario del Royal Veterinary College en Londres, aseguró que ha trabajado en enfermedades veterinarias durante toda su carrera y nunca ha visto un 100 por ciento de mortalidad.

«Epidemiológicamente, no es posible conseguir una enfermedad de transmisión que mate a toda una población en sólo siete días», señaló, apuntando a una infección polimicrobiana, donde los agentes patógenos presentes en el cuerpo aprovechan la oportunidad de multiplicarse a un punto de matar a su anfitrión.

Los expertos buscan el factor que pudo haberles dado esta oportunidad para evitar a que se repita en el futuro, y esperando a que otro evento similar acabe con ellos por completo.

La especie saiga está listada en peligro crítico por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza luego que en la década de 1990 la población disminuyera a menos de 21 mil.

Сайгак

Entre sus características, poseen una inusual nariz de gran tamaño (como una trompa) que se cree ayuda a calentar el aire helado durante el invierno antes que entre en los pulmones. Además, juegan un papel clave en el ecosistema de las estepas áridas, ayudando a reciclar los nutrientes en el suelo.

Comenta con tu Facebook

commentarios