Beijing, ago 25 (SF).- La cubana Denia Caballero lanzó el disco a 69.28 metros en su primer lanzamiento y regaló a Cuba una medalla de oro en los campeonatos del mundo que su compatriota Yarelis Barrios estuvo cuatro veces cerca de conseguir.

Caballero consigue el primer título femenino de disco para el continente americano en un concurso que bailó al son cubano.

caballero_disco

Yaimer Pérez, en su último intento (65.46), desplazó del tercer puesto a la croata Sandra Perkovic, campeona olímpica y mundial, pero esta no sólo regresó al podio con su postrer esfuerzo, sino que se alzó con la medalla de plata con 67.39.

El bronce fue para la alemana Nadine Muller con los 65.53 de la primera ronda.

Las dos únicas que han lanzado este año más de 70 metros, Caballero y Perkovic, habían copado también los primeros puestos en la ronda de clasificación, pero a juzgar por el historial de una y otra, la final presentaba una batalla desigual.

Perkovic, de 25 años, comparecía con sólo cuatro derrotas en tres años y con la etiqueta de campeona olímpica y mundial; Caballero, de la misma edad, con un octavo puesto en los Mundiales de Moscú por toda presentación.

Pero la campeona panamericana había estado este año más cerca de los 71 metros. El 20 de junio lanzó en Bilbao 70.65, marca con la que lidera el ranking mundial de la temporada. Entre las dos se han repartido los diez mejores tiros del año y estaban llamadas a batirse por el oro, con otra cubana, Yaime Pérez, de testigo.

[quote_box_center]Caballero empezó impetuosa y dejó la causa vista para sentencia: 69.28, casi cuatro metros más que la siguiente, la alemana Nadine Muller, en la primera ronda.[/quote_box_center]

Perkovic había debutado con un nulo y en su segundo ascendió al tercer puesto con 65.35.

La cubana no mejoró ya su marca de la primera ronda, pero le había bastado para ponerse a resguardo de contingencias.

Su compatriota Yarelis Barrios había rozado el título cuatro veces (dos platas y dos bronces). La primera medalla de oro para una americana en disco estaba reservada a Denia Caballero.

La australiana Dani Samuels, que en Berlín 2009, con 21 años, se convirtió en la campeona mundial de disco más joven de la historia, terminó aquí sexta con 63.14.

Comenta con tu Facebook

commentarios