Washington, ago 21 (SF).- Luego de pasar duras y difíciles pruebas como recorrer kilómetros de selvas y montañas con morrales de 40 Kg, saltar de helicópteros y trabajando 20 horas por día durante el entrenamiento del ejército estadounidense hasta que, tras superar los ejercicios, las dos primeras mujeres se graduaron en la Ranger School, del comando de élite de Estados Unidos.

ranger 2

[quote_box_center]La capitana Kristen Griest, de 26 años, y la teniente primero Shaye Haver, de 25, recibieron  el distintivo «Ranger» (soldados especializados) que las convierte en miembros de los grupos de combate de la infantería ligera estadounidense.[/quote_box_center]

Durante la ceremonia de graduación el general de división del Ejército de Tierra de Estados Unidos, Scott Miller, felicitó a los 96 nuevos Rangers que se graduaron hoy en Fort Benning (Georgia),entre ellas las dos primeras mujeres que superan las pruebas de acceso para estas tropas de combate de la infantería ligera.

Miller además quiso responder «al ruido y las imprecisiones» vertidas en redes sociales sobre la posibilidad de que los mandos hayan favorecido a las dos mujeres graduadas hoy, y aseguró que los estándares de la nueva promoción no se han modificado.

ranger 1

[quote_box_center]»Los requisitos siguen siendo los mismos: cinco millas (8 kilómetros) son cinco millas, y los tiempos no se han cambiado (…) Las montañas de Georgia y las ciénagas de Florida siguen estando donde estaban. No ha habido presiones para cambiar los estándares», aseguró el general de división.[/quote_box_center]

El hito que representan es visto como una prueba más para que el Pentágono levante en el 2016 el veto a que mujeres ingresen en puestos militares en unidades de despliegue rápido y en las Fuerzas Especiales.

Por el momento y hasta finales de año, las dos mujeres no podrán acceder a los regimientos de despliegue rápido y fuerzas especiales de los «Ranger«, que mantienen el veto a las mujeres.

Comenta con tu Facebook

commentarios