Agencias, ago 17 (SF).- Al menos 21 personas han muerto y 123 han resultado heridas en un atentado perpetrado cerca de un recinto religioso del centro de Bangkok, según el último balance proporcionado por la Policía tailandesa.

Doce de ellos han muerto en el acto, mientras que los restantes lo han hecho en los hospitales.

La bomba fue colocada en el interior del templo hindú de Erawan, en una de las intersecciones más populares, comerciales y turísticas de la ciudad, frecuentada tanto por locales como por turistas del este asiático.

eleva-cifra-1995174

El explosivo estaba compuesto por unos tres kilos de TNT y estaba oculto en una de las fuentes del templo hindú ha estallado con un radio de acción de 100 metros, arrasando con todo lo que ha encontrado a su paso.

Según un oficial de las fuerzas de seguridad y varios testigos presenciales hubo dos explosiones: la primera a las 19.00 horas (14h hora española) y la segunda se produjo 15 minutos más tarde. Sin embargo, en una rueda de prensa posterior, el comisario general de la Policía tailandesa, el general Somyot Poompanmuang, aseguró que los terroristas habían colocado tres bombas, pero solo una de ellas explotó, mientras que las otras dos fueron desactivadas por los artificieros.

bangkok_blast_624x351_afp
Según los medios locales, habría varios turistas entre los muertos, entre ellos dos ciudadanos chinos y uno filipino.

 

La policía desplegó un centenar de agentes y ha acordonado la zona, muy transitada por encontrarse junto a varios centros comerciales, en una de las áreas más bulliciosas de la capital tailandesa.

Una hora después de la explosión en el lugar se podían ver en el suelo manchas de sangre y cristales rotos. Nadie lo ha reivindicado aún.

image_content_5401885_20150817145513

Los atentados terroristas no son frecuentes en la capital de Tailandia, país en el que el turismo supone el principal sector económico. Grupos armados musulmanes están implantados en el sur de Tailandia pero no suelen operar en la capital del país.

Tailandia sufrió el año pasado una fuerte convulsión política que causó decenas de muertos y desembocó en un golpe de Estado por el Ejército y en la instauración del actual Gobierno militar.

Las relaciones entre el ejecutivo castrense y la oposición civil han mejorado, no obstante, en los últimos meses. Para las autoridades, lo seguro es que los autores del atentado de este lunes «han intentado matar y destruir la economía y el turismo», apuntó el viceprimer ministro y titular de Defensa, general Prawit Wongsuwan, en declaraciones recogidas por el diario «Bangkok Post».

fotonoticia_20150817185402_644

 

Tras expresar sus condolencias a las víctimas, el general Prawit subrayó que los atentados han tenido la intención de «causar el máximo número posible de muertos y heridos», al tener como blanco el bullicioso corazón de la ciudad.

gettyimages-484326894-master

 

El Ejecutivo ha revelado que ya está siguiendo «posibles pistas» sobre la autoría del atentadopero ha rechazado pronunciarse por el momento sobre quién podría estar detrás del mismo.

El viceportavoz del Gobierno, el general Werachon Sukhondhapatak ha dado a entender que el ataque obedecería a motivos políticos y ha hecho referencia a los rumores sobre la declaratoria del estado de emergencia, algo que ha desmentido.

Comenta con tu Facebook

commentarios