Asunción, ago 14 (SF).- Una niña paraguaya de 11 años que quedó embarazada tras ser presuntamente violada por su padrastro dio a luz este jueves por cesárea.

La abogada Elizabeth Torales, defensora de la madre de la niña, dijo a periodistas que el nacimiento tuvo lugar en el hospital de la Cruz Roja, de Asunción, en donde estuvo ingresada desde el lunes pasado.

“La beba aún no tiene nombre. Durante la cesárea no hubo complicaciones” y adelantó que la abuela y madre de la menor solicitarán la custodia legal de la recién nacida a la justicia.

[quote_box_center]“La beba nació sin complicaciones. La madre permanecerá en el hospital tres a cuatro días y luego recibirá el alta, como cualquier otra paciente que tuvo cesárea”, dijo Mario Villalba, director del hospital de la Cruz Roja.[/quote_box_center]

Añadió que a la recién nacida “acompaña la que ahora es la abuela. Las tres están en la habitación”.

Villalba expresó que el parto duró tan solo 35 minutos pero no ofreció más detalles debido a la restricción judicial para evitar que se conozca la identidad de las tres mujeres, dijo.

El embarazo tuvo resonancia pública en abril luego de que la oficina local de Amnistía Internacional solicitara a las autoridades paraguayas que se le practicara un aborto terapéutico a la menor.

El ministro de Salud, Antonio Barrios, rechazó el pedido porque el aborto está prohibido en Paraguay. Entonces, la menor tenía cinco meses de gestación.

El presunto autor de la violación se encuentra detenido preventivamente en la penitenciaría de Asunción a la espera de un juicio por supuesta coacción sexual a una menor. De ser hallado culpable podría recibir una condena de entre siete y 15 años de cárcel.

“A partir de ahora insistiremos en nuestro pedido al Ministerio de Salud de un acompañamiento permanente a la abuela, madre y beba para garantizar la salud física y mental”, dijo Norma Benítez, vocera de la organización no gubernamental Comisión Latinoamericana de Mujeres.

“El Estado paraguayo debe cumplir con su rol de protección a la niñez otorgándole una vivienda para llevar una vida digna”, indicó.

Según la Dirección de Estadísticas del Ministerio de Salud entre enero y junio de este año unos 421 niños y adolescentes fueron víctimas de abuso sexual en el país.

Comenta con tu Facebook

commentarios