Santo Domingo, jun 23 (SF).- El director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), doctor Víctor Terrero, propuso la modificación de la Ley 50-88 sobre Drogas y Sustancias Controladas, y dijo que la política anti-drogas del país debe adoptar una visión sanitaria, no represiva.

“La República Dominicana ha sustentado sus políticas antidrogas en un modelo caracterizado por la persecución y represión de su uso y comercialización, lo que ha implicado castigar a las víctimas y a los eslabones más vulnerables de la cadena, desconociendo los distintos factores sociales, biológicos y culturales vinculados al consumo”.

El funcionario habló a un auditorio de reporteros de salud, líderes de opinión y ejecutivos de medios en el taller VIH y Políticas de Protección Social en Poblaciones Claves, realizado por CONAVIHSIDA.

Terrero advirtió que la criminalización del consumo limita las intervenciones de reducción de daños para la prevención del VIH en los consumidores de drogas.

“Es preciso asumir las políticas nacionales antidrogas con una visión sanitaria, que conduzcan a la identificación de medidas y soluciones a partir de la evidencia científica, con una visión integral y desde una perspectiva de derechos humanos”, precisó.

Sobre la situación actual de la epidemia del VIH, el director del CONAVIHSDA reiteró que la epidemia se estabilizó en 0.8 por ciento de la población, con variaciones en algunos grupos de población.

Terrero aseguró que las inequidades sociales inciden directamente en los indicadores de la epidemia.

“La pobreza extrema, la violencia basada en género y el bajo nivel educativo son factores importantes en el cuadro de la epidemia del VIH. En las familias de más bajo ingreso, la prevalencia del VIH es 9 veces superior a la de más altos ingresos, con una relación de 1.8 por ciento a 0.2 por ciento, y en la población general sin educación es de 4.3 por ciento, contra el 0.1 por ciento entre quienes han alcanzado la educación superior”, explicó.

El doctor Víctor Terrero reiteró su llamado a los medios de comunicación a incluir en su agenda la denuncia del estigma y la discriminación en perjuicio de las personas con VIH y las poblaciones claves.

“Pedimos a los medios y a los comunicadores que denuncien las violaciones a los derechos humanos que traen consigo estigma y la discriminación”, observó.

Comenta con tu Facebook

commentarios