Agencias, jun 22 (SF).- Millones de ladrillos se utilizan al año para construir edificios en todo el mundo. Pero a pesar que se trata de un elemento natural, fabricarlo consume muchísima energía. Por ello, un equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) creó uno que promete ser la alternativa perfecta, pues es más barato y no contamina.

Estos elementos de construcción se fabrican a partir de adobe, pero para su cocción se utilizan hornos que alcanzan temperaturas de más de mil grados celsius. Ese proceso consume muchos recursos energéticos, sin considerar los gases que libera el ladrillo al ser sometido a estas temperaturas. Además, fabricarlo de manera tradicional también consume mucho suelo que podría destinarse a otros fines, como los cultivos.

El ladrillo fabricado por el MIT está hecho a partir de celulosa proveniente de restos de papel y cartón reciclado, hidróxido de sodio, extracto de lima y una pequeña cantidad de arcilla.

El ladrillo, llamado BLAC Brick, no necesita cocción en horno. Se endurece a temperatura ambiente gracias a un proceso químico que desencadenan sus propios componentes.

Este nuevo material forma parte de un amplio proyecto de innovación en materiales de construcción que la compañía india Tata ha puesto en marcha en la ciudad de Muzaffarnagar, al norte de Nueva Dheli. BLAC Brick es más barato de producir que los ladrillos de toda la vida, pero aún debe pasar las pruebas de durabilidad a largo plazo.

Comenta con tu Facebook

commentarios