Puerto Plata es uno de los polos turísticos más importantes del país; sin embargo, el desarrollo económico de esa provincia, y la vida de cientos de personas, se han visto tronchadas debido al mal estado de las vías.

Ubicada en la región norte, sus múltiples atractivos hacen de esta zona un sitio único en la República Dominicana, que agrupa en un solo territorio a hermosas playas, turismo de montañas, parques temáticos y una majestuosa ciudad de estilo victoriano.

“Aquí tenemos todo: turismo de playa, de ciudad… de montaña. Tenemos el único teleférico del Caribe y varios parques temáticos. Está la Sinagoga en Sosúa. En Cabarete tenemos un viento reconocido mundialmente para algunos deportes”, asegura la ex senadora Jeannette Bourdigal.

Sin embargo, llegar hasta la Novia del Atlántico, como también se le conoce, puede convertirse en una especie de sortilegio… en una incertidumbre entre dos mundos.

Los ojos de Verónica Sánchez se llenan de lágrimas cada vez que piensa en esa autovía. Asegura que tiene miedo transitar por algunos tramos.

“Yo perdí a mi padre en un accidente en el que murieron otras ocho personas. Es muy difícil. La carretera es muy estrecha y peligrosa. Tengo miedo pasar por algunas partes. Quisiera borrar las imágenes de aquel accidente, echar el tiempo atrás, tener a mi padre de vuelta, y no puedo”, comenta la joven.

Las cruces en el camino marcan la estela de vidas que cada año se cobra la “guadaña” en estos predios debido a lo estrecho y el mal estado de la vía, y también a la imprudencia de algunos conductores.

“Es una carretera en la que se coinciden turistas, personal local que se desplaza hacia sus trabajos u otras provincias, y muchos camiones de carga. Es sumamente peligrosa y en ella muere mucha gente. No queremos que la arreglen por vanidad propia, sino para evitar tantas muertes”, refiere el presidente del Sindicato Portuario, Luis Oscar Gilbert.

Dos vías; ningún “respiro”

Para llegar a suelo puertoplateño existen dos formas de acceso: un camino que antaño debió ser turístico, y la carretera Puerto Plata-Navarrete, principal vía utilizada para el transporte de pasajeros, de cargas, pero también por los vacacionistas.

El diputado perremeísta José Ignacio Paliza indica que “a penas son 30 km más el trayecto Santo Domingo – Puerto Plata que Santo Domingo – Punta Cana, sin embargo el tiempo es el doble”.

De su lado, el vicepresidente de la Asociación de Turoperadores Receptivos (OPETUR), Mitchell Musa, hace una advertencia:

“Cuando usted tiene que desplazarse por una carretera que no brinda ninguna seguridad, usted piensa dos veces si está dispuesto a arriesgar su vida”.

Son miles los residentes en esta zona que han perdido algún familiar o ser querido. Otros quedan traumados de por vida tras un accidente.

“No puedo mirar cuando paso por el tramo en el que falleció mi padre. Fue un golpe muy duro para mí”, relata Verónica.

Palabras que se lleva el viento

Ya han pasado al menos dos décadas de reclamos. Los puertoplateños piden a gritos la ampliación a cuatro carriles de la carretera Puerto Plata-Navarrete y la reparación de la vía turística de la zona, que hoy luce cual camino vecinal, y perecería que sus palabras se las lleva el viento.

“Tengo entendido que irá a cuatro carriles hasta la terminal de cruceros de Maimón y en algunos tramos solo habrá un tercer carril para dar paso”, refiere el empresario de la construcción, Mairení Bournigal.

Musa, por su parte, indica que la carretera es sumamente incómoda. “Aparte de lo estrecha tiene muchos desniveles y por ella se mueve toda la transportación de carga de la zona. El gobierno tiene que solucionar eso ya”.

No son pocas las veces que se han visto esperanzados en diferentes gestiones gubernamentales, no obstante, nada ha sucedido.

“Ya van como dos veces que dan el primer picazo y luego todo se queda ahí”, señala Gilbert.

El legislador Luis Ignacio Paliza advierte que “como hemos sido engañados en todas las gestiones gubernamentales previas, ya los puertoplateños están escépticos”.

Recientemente el Ministerio de Turismo informó que a partir de mayo comenzará la reconstrucción de las vías de acceso hacia Puerto Plata; sin embargo, los residentes en la zona no albergan muchas esperanzas.

Muertes y pérdidas millonarias

Además de que cientos de dominicanos han perdido la vida en la carretera Puerto Plata-Navarrete debido al mal estado de la vía; la economía local también ha sufrido pérdidas millonarias.

Entre las trabas para comenzar a acondicionar las vías de acceso a Puerto Plata se encuentran las subastas de la obra. Al menos una licitación superó los 100 millones de dólares. No obstante, la actual gestión asegura ya ha remediado esa situación.

“Después de varios años, cuando comienza la gestión del presidente Danilo Medina se ve en la obligación de rescindir el contrato que ya se había hecho y pagarle 135 millones de dólares a la empresa que tenía a su cargo la obra para, de esta forma, el Estado comenzar a reparar la carretera”, refirió el legislador.

Economía en números rojos

Aunque según estadísticas en los primeros tres meses de 2015 el turismo de la zona registró un crecimiento de un cinco por ciento, empresarios aseguran son millonarias las pérdidas percibidas por concepto no poder captar más vacacionistas debido a la inaccesibilidad de la zona.

“Si las carreteras estuvieran en buen estado o existiera una vía rápida aumentaríamos las ventas hasta en un 150 por ciento”, asegura el vicepresidente del complejo turístico Riviera Azul, Marino Villanueva.

Además, el puerto de esta provincia es el principal atracadero de toda la materia prima de la zona.

“Toda la soya, el maíz, y otros productos que se consumen en el Cibao salen en camiones desde el muelle de Puerto Plata. El caos que se forma en la carretera es insoportable”, indica el vicepresidente de OPETUR.

Otro hecho que se suma a la tensa situación es la eventual llegada de al menos 5,000 cruceristas, una vez que se inaugure la terminal portuaria de Maimón, en el mes de octubre.

“Al turismo hay que invertirle. Cuando llega un visitante en crucero lo primero que busca es seguridad y rutas rápidas para conocer la zona, pues solo cuenta con un promedio de ocho horas”, alerta el presidente de la Asociación de Hoteles de Playa Dorada, Marco Villanueva.

Se espera que los vacacionistas puedan trasladarse hacia sitios atractivos de Puerto Plata; sin embargo, está el temor de que no sea tan alentadora esta situación o de que aumenten los accidentes en la vía.

“Solamente por la terminal de Maimón se van a agregar más de 700,000 turistas transitando por estas vías cada año para trasladarse a los municipios de Puerto Plata o el resto del Cibao”, apunta el diputado.

Autopista del Atlántico

Ante esta perspectiva, empresarios y ciudadanos piden además de la reparación de la vía, la construcción de los que han denominado “La Autopista del Atlántico”.

“Nosotros lo que aspiramos es a una vía rápida y confortable que traiga directamente a los turistas. Estamos hablando de un trazado moderno que pondría a capital a dos horas y solo tomaría 30 minutos llegar a Santiago”, explica Marcos Villanueva.

“La Autopista del Atlántico” eliminaría el aislamiento que aseguran vive ese polo, y enlazaría con la avenida Circunvalación Norte de Santiago, hasta la Gran Parada, con una distancia de apenas 35 kilómetros.

“Lo que ha hecho falta en todo este proceso no es dinero, sino voluntad y compromiso”, concluye el legislador Luis Ignacio Paliza.

Lo cierto es que mientras quienes deciden se poner de acuerdo, los puertoplateños anhelan volver a vivir el esplendor económico, social y cultural que tuvo esa provincia en algún momento de su historia, y que hoy se ve mermado debido a lo inhóspito e inseguro que se vuelve el trayecto hacia allí.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios