San Cristóbal, mayo 28 (SF).- Durante un recorrido por el Centro de Corrección y Rehabilitación de Najayo Mujeres, el procurador general de la República de Polonia, Andrzej Seremet, ponderó el avance de la reforma del sistema penitenciario dominicano, destacando que permite un cambio efectivo en el comportamiento de la persona privada de su libertad.

“Es impresionante el profesionalismo que impera en este centro de corrección y la sensibilidad de todo el personal que trabaja aquí y de las propias internas, me satisface ver que son un ejemplo de que sí se puede cambiar”.

Así se expresó el procurador polaco, quien también resaltó los programas educativos y de producción que reciben las internas como parte de sus actividades diarias en el recinto.

En ese mismo sentido, dijo que resulta de gran satisfacción ver que en la República Dominicana existan programas como el Modelo Penitenciario, que integran al interno a la vida productiva.

“Aquí hay muestra de organización y de disposición de desarrollar habilidades”, expresó tras recorrer las diferentes áreas del centro donde pudo observar los diferentes trabajos que realizan las internas como parte de las terapias ocupacionales a las que son integradas.

El procurador Seremet visitó el CCR de Najayo junto a los demás miembros de una delegación de Polonia integrada por el procurador general adjunto, Marek Jamrogowicz, y el director general y la fiscal del Departamento de Cooperación Jurídica Internacional, señores Józef Gemra y Anna Wdowiarz-Pelc, respectivamente, quienes se encuentran de visita oficial en el país para participar XIX Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos (COMJIB) que se celebrará los días 27 y 28 de este mes.

La magistrada Luisa Liranzo, fiscal titular de Santiago, en representación del procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, acompañó la delegación en el recorrido, y le mostró cada una de las áreas que conforman el CCR Najayo Mujeres, desde las oficinas administrativas, laboratorios, consultorios médicos, talleres de informática y costura, así como el área de panadería, repostería y cafetería. Además, les mostró los pabellones de los internos condenados y el pabellón de las madres y el de internos con condiciones especiales.

“Me siento orgullosa de compartir con ustedes esta experiencia”.

Liranzo agradeció el interés mostrado por las autoridades polacas para conocer el sistema penitenciario dominicano, el cual definió como modelo para América Latina y el Caribe.

En el recorrido también participó el coordinador nacional del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria, Ysmael Paniagua, quien agradeció la visita de la delegación y le explicó sobre los avances de la reforma.

Destacó los esfuerzos que realizan para humanizar el sistema, y en este sentido, destacó la colaboración que reciben de diferentes naciones que apoyan a la República Dominicana para seguir transformando personas, ofreciéndoles una nueva oportunidad.

“Nosotros no trabajamos para tener personas en prisión, trabajamos para darles la libertad y reinsertar positivamente a la sociedad a cada uno de los internos que se encuentran en los diecinueve centros de corrección y rehabilitación que funcionan en diferentes puntos del país”, concluyó Paniagua.

Crismely Quezada, directora del Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Mujeres, afirmó que ha sido una experiencia muy bonita tanto en el ámbito laboral como en lo emocional trabajar con las internas, “porque no solo tengo un empleo, sino que estoy aportando al país y a la patria”.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios