Bagdad, 25 may (EFE).- Las milicias chiíes “Multitud Popular” y la coalición internacional liderada por EEUU comenzaron este lunes a bombardear posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en la ciudad de Ramadi y sus alrededores, como preludio a una ofensiva que el ejército iraquí espera lanzar próximamente para recuperarla.

Una fuente de seguridad de la provincia occidental de Al Anbar, cuya capital es Ramadi, dijo a Efe que un ataque de la coalición contra un taller donde los yihadistas preparaban coches bombas en esa localidad provocó la muerte de 20 yihadistas que se encontraban en el local.

Causó también heridas a decenas de extremistas, que fueron trasladados a la población de Hit, 70 kilómetros al noroeste de Ramadi, y la destrucción completa del taller, añadió la fuente.

A los ataques de la coalición internacional se unen los de las milicias chiíes “Multitud Popular”, que han comenzado a bombardear posiciones del EI en Al Anbar.

“Estos bombardeos son el preludio de amplias operaciones en zonas de Al Anbar y la vecina provincia de Saladino que están en manos de la organización terrorista Estado Islámico”, señalaron las brigadas paramilitares en un comunicado.

El primer ministro de Irak, Haidar al Abadi, dijo hoy a la cadena de televisión británica BBC que Ramadi podría ser recuperada “en días”, aunque precisó que para ello necesita el apoyo de la comunidad internacional.

“Mi corazón sangra porque perdimos Ramadi, pero puedo asegurar que la recuperaremos pronto”, insistió el primer ministro.

Al Abadi insistió en que lo que hace al EI más fuerte es el caos de Siria, por lo que pidió a sus socios de la coalición internacional “reforzar el control en la frontera” entre Siria e Irak.

Por otra parte, una fuente de seguridad de Al Anbar dijo a Efe que las operaciones para la recuperación de Ramadi avanzan y que continúan llegando los refuerzos, tanto de personas como de armas de última tecnología, a la zona, aunque se negó a entrar en detalles por razones de seguridad.

Según la fuente, las fuerzas iraquíes están logrando avances dentro del plan marcado para liberar la capital de Al Anbar del yugo del EI y fuerzas de la lucha antiterrorista ya han entrado incluso en varias zonas de la ciudad.

Además, informó también de que los aviones militares del ejército están lanzando ataques contra posiciones del EI y dio como ejemplo un reciente bombardeo que tuvo como blanco una casa que los yihadistas utilizaban como hospital de campaña cerca de una zona conocida como Hasiba al Sharquiya, al este de Ramadi.

El ataque destruyó el edificio y causó la muerte de todas las personas que estaban en él, agregó la fuente.

El ejército también bombardeó posiciones del grupo extremista en los alrededores de la zona de Al Habanía, donde murieron siete combatientes yihadistas.

También lanzó otro ataque contra un vehículo que transportaba un cañón de artillería, cerca de Al Habanía, lo que provocó la destrucción del coche y la muerte de sus pasajeros.

Además, la artillería del Ejército disparó contra el Centro de Juventud de la localidad de Faluya, situada también en Al Anbar, 50 kilómetros al oeste de Bagdad, que era empleado por el EI como base.

En ese bombardeo murieron tres yihadistas y otros cinco resultaron heridos.

Por otra parte, la Comisión de Seguridad y Defensa del Parlamento iraquí se reunió hoy para realizar el seguimiento de la situación de seguridad en Al Anbar y la evolución de los planes para recuperarla, añadió la fuente de seguridad.

Fuera de Al Anbar, en la provincia septentrional de Nínive, al menos 40 yihadistas murieron hoy en varios ataques aéreos contra concentraciones de combatientes o bases de la agrupación en Mosul y sus alrededores, que cayó en manos del EI el pasado verano.

Un responsable de seguridad de la Unión Nacional del Kurdistán, Giaz al Suryi, informó de que los ataques fueron lanzados por los aviones de la coalición internacional.

Comenta con tu Facebook

commentarios