Quito, mayo 25 (SF).- El gobierno de Ecuador impondrá un impuesto a las herencias superiores a los 35.400 dólares y combatirá la “plusvalía ilegítima”, como parte de un plan contra la inequidad, anunció el presidente Rafael Correa.

En su informe anual a la nación, el mandatario izquierdista, en el poder desde 2007, se dijo dispuesto a asumir el “costo político” de estas iniciativas que enviará al Congreso, controlado por el oficialismo, lo que le garantiza su aprobación.

“Enfrentaré el costo político que sea necesario, pero en los próximos días también enviaré a la Asamblea Nacional un nuevo sistema impositivo para las herencias superiores a los cien salarios básicos unificados”, que equivalen a 35.400 dólares, señaló Correa ante el parlamento.

Solo en Quito una vivienda popular ronda los 40.000 dólares, y en la clase media ese bien oscila entre 70.000 y 100.0000 dólares.

El jefe de Estado consideró que el “patrimonio heredado” es un “factor de inequidad fundamental” y enfatizó que esa medida no afectará a los más pobres, a quienes calificó como prioridad en su gobierno.

“Al inicio del gobierno intenté mejorar el sistema impositivo para las herencias, pero no tuvimos la fuerza política para lograrlo, pese a que sólo tres de cada mil ecuatorianos reciben una herencia cada año y tan solo tres de cada cien mil reciben una herencia mayor a cincuenta mil dólares”, justificó.

Asimismo, Correa dijo que acabará con la “plusvalía ilegítima” derivada, según él, de las ganancias extraordinarias que recibe el sector privado por las inversiones del Estado.

Citó como ejemplo la valorización que adquiere un terreno privado por la ejecución de un proyecto estatal en sus inmediaciones, y que a la postre encarece el precio de la tierra incluso para el propio Estado.

“Esa plusvalía debe ser capturada por el Estado, porque además es generada por recursos sociales”, afirmó Correa.

El presidente, cuyo mandato concluye en 2017, anunció que en “las próximas semanas” enviará un proyecto de ley “para que esa ilegítima plusvalía pase a mano de los municipios”, aunque no dio precisiones del alcance de dicha propuesta.

“Es una de las cosas más revolucionarias que haremos. Eso ayudará mucho también a los promotores inmobiliarios, una de cuyas principales restricciones es la especulación con los suelos urbanos”, agregó.

Comenta con tu Facebook

commentarios