Santo Domingo, mayo 7 (SF).- Decenas de padres de familia del sector San Felipe de Villa Mella, participaron en un taller ofrecido por el Despacho de la Primera Dama para dotarles de conocimientos y convertirlos en multiplicadores para reducir la violencia intrafamiliar.

El Despacho de la Primera Dama, a través de su programa Comunidades Inteligentes, y su componente “Escuelas de Familias” está llevando el taller a fin de reducir la violencia intrafamiliar y dotar de conocimientos a la población sobre sus derechos y deberes y que las personas sepan cómo actuar y dónde recurrir en caso de ser víctimas.

Esta formación responde a los planes estratégicos de la Primera Dama de la República, Cándida Montilla de Medina, que tienen como objetivo que la población aprenda a identificar la violencia desde antes de ser manifestada, como acción preventiva, en vez de reactiva.

Formación para prevenir la violencia

A través de “Escuelas de Familia”, el Despacho de la Primera Dama imparte los cursos-talleres “Formadores en Buen Trato Familiar y de Género”, dirigido a todos los miembros adultos de la familia.

Para este mes de mayo, hay programados 25 cursos-talleres, en distintos municipios y provincias del país, así como en instituciones públicas y privadas, escuelas, iglesias, universidades, juntas de vecinos, cárceles, fiscalías y otras.

En esta ocasión, el taller se realizó en la comunidad El Pantano, en San Felipe de Villa Mella, en el municipio Santo Domingo Norte, donde decenas de padres de familias acudieron a recibir las orientaciones para convertirse en multiplicadores para reducir la violencia, en sentido general.

El taller tiene dos jornadas: la primera, fue dictada por la procuradora fiscal del Distrito Nacional Alba Corona, quien expuso sobre la violencia, sus tipos, indicios para detectarla, cómo enfrentarla, implicaciones legales y otros puntos. La segunda parte la dictó la terapeuta familiar Leidy García, quien basó su intervención en el tema “Un Buen Trato Familiar y de Género”.

Estos talleres son impartidos a voluntarios, quienes se convierten en multiplicadores de las políticas públicas de prevención de la violencia que impulsa el Despacho de la Primera Dama, en apoyo a las líneas trazadas por el gobierno del presidente Danilo Medina.

Cada uno de estos multiplicadores se compromete a orientar a por lo menos 20 familias, sin importar el número de miembros que posea; y convertirse en su orientador, para ir expandiendo paulatinamente los conocimientos que impactan en la reducción de la violencia intrafamiliar y social.

Comenta con tu Facebook

commentarios