Agencias, abr 7 (SF).- La Hija de Raúl Castro anuncia bodas gays en Cuba este fin de semana. Como legisladora, Castro quiere promover una ley de identidad de género amplia y otras normas que reconozcan los plenos derechos de las personas LGTBI, algo que, según dijo, cada vez cuenta con más apoyos dentro de la Asamblea, el Gobierno y el Partido Comunista de Cuba.

Según Mariela Castro, el principal impedimento para que estas iniciativas prosperen en la Asamblea cubana (parlamento unicameral) es que allí las decisiones se toman por consenso, “se trata de que haya una mayoría amplia”, por lo que “hay un temor de llevar esos temas a la Asamblea y crear una ruptura en la sociedad”.

“Yo estoy convencida de que independientemente de que no todo el mundo esté de acuerdo con una ley que incluya el respeto de los derechos LGBT, esto no va a crear ruptura, sino que supondrá un enriquecimiento cultural e ideológico”, precisó.

Castro presentó hoy el amplio programa de actividades de la Jornada contra la Homofobia y la Transfobia, que se desarrollará desde hoy día 5 hasta el 23 de mayo, con conferencias, conciertos, juegos y acciones de sensibilización.

Como novedad, este año habrá una “celebración ecuménica y de amor” entre parejas del mismo sexo o transexuales, un acto simbólico para que puedan conmemorar un enlace sentimental como las parejas heterosexuales hasta que esos matrimonios sean legales.

Mariela Castro anunció para este sábado algunas bodas simbólicas oficiadas por pastores protestantes. “No pudimos hacer la boda, pero quisimos hacer una modestísima celebración de amor con algunos líderes religiosos que siempre nos acompañan, cubanos y cubanas, protestantes, evangélicos”, dijo Mariela Castro en una rueda de prensa, al divulgar el programa de la VIII Jornada Nacional contra la Homofobia.

Entre los invitados a esta edición destacan el arzobispo de la Iglesia Católica Independiente de Toronto, el reverendo Roger LaRade, representantes del sindicato de trabajadores de la salud de Estados Unidos y del sindicato de la construcción de Uruguay, todas ellas instituciones muy activas en la lucha por los derechos laborales de homosexuales y transexuales.

En Cuba, en diciembre de 2013 se aprobó un Código de Trabajo, que incluyó por primera vez la no discriminación por orientación sexual, aunque no contempló la no discriminación por identidad de género. Por ese motivo, la propia Mariela Castro votó en contra de esa iniciativa legislativa, aunque hoy reconoció el importante logro de que Cuba cuente con una ley como esa y la importancia de seguir trabajando para que la Asamblea apruebe un Código de Familia que dé cabida a todas las opciones familiares.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios