Agencias, mayo 6 (SF).- El copiloto del avión de Germanwings que se estrelló contra los Alpes franceses en marzo hizo varios ensayos de su rápido y fatal descenso en un vuelo anterior, según un informe de los investigadores en Francia.

El reporte publicado este miércoles dice que Andreas Lubitz repetidamente programó el avión para un descenso no autorizado, el mismo día del accidente.

Se sospecha que Lubitz deliberadamente estrelló la aeronave Airbus 320, matando a las 150 personas a bordo.

Según indican las grabaciones de la caja negra, Lubitz puso cerrojo a la puerta de la cabina para impedir la entrada del piloto -que había salido al baño- cuando inició el descenso mortal.

El vuelo iba en la ruta desde Barcelona a Dusseldorf, en marzo 24.

De acuerdo a la BEA, la Agencia de Investigación de Accidentes de Francia, el copiloto intentó el descenso durante el vuelo de ida, de Dusseldorf a Barcelona, el mismo 24 de marzo en la mañana.

Lubitz programó el descenso del avión cinco veces en un período de cuatro minutos y medio, durante el vuelo de Dusseldorf a Barcelona, y luego restableció la altitud del vuelo, dijo la investigación interina.

El informe de 30 páginas publicado este miércoles indica que el piloto aparentemente también dejó la cabina durante el vuelo de ida.

En la ruta Dusseldorf-Barcelona se ausentó durante unos cuatro minutos.

Poco después, el indicador de “selección de altitud” del vuelo cambió repetidamente, incluyendo varias de hasta apenas 30 metros.

Es muy inusual que un piloto cambie a una altitud tan baja repetidamente sin razón alguna, pero el informe no analizó por qué Lubitz lo hubiese hecho.

En abril, la fiscalía en Alemania reveló que Lubitz realizó búsquedas en internet sobre métodos de suicidio y sobre la seguridad de las puertas de las cabinas de aviones.

Comenta con tu Facebook

commentarios