Valverde, abr 27 (SF).- El procurador general de la República inauguró en esta jurisdicción la Unidad de Atención Integral a la Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Sexuales, para brindar asistencia a las personas afectadas por esos casos a través de un equipo de profesionales especializados en el área legal, psicológica, medicina forense y trabajo social.

Francisco Domínguez Brito dejó en operación la unidad, ubicada en la calle Duarte No. 241, del sector Los Cajuiles de esta ciudad, durante un acto donde enfatizó que el tema de la violencia de género es de gran prioridad para el Ministerio Público, el cual tiene en este sentido, grandes retos y desafíos.

Resaltó que en los últimos diez años se ha avanzado mucho en torno la reducción de la tasa de feminicidios y en una concienciación entre hombres y mujeres, trabajo que procuran afianzar con la implementación de diferentes acciones.

El máximo representante del Ministerio Público declaró que en la mayoría de los casos de feminicidios que se han registrado en el país no existe una denuncia previa, lo que constituye uno de los grandes desafíos a vencer.

Manifestó que el Ministerio Público tiene una deuda pendiente con todos los familiares de las víctimas de violencia doméstica, en cuyos casos aún no se ha producido una sentencia.

“Hay madres que lloran la partida de sus hijas producto de un feminicidio, hijos que odian a sus padres por esta causa e igualmente otros que llevan flores a su madre al cementerio, pero, que al mismo tiempo llevan comida a sus padres recluidos en las prisiones por haber provocado la muerte a su esposa, lo que constituye una situación muy lamentable”, expresó el Procurador General al referirse a la secuela que dejan esos hechos.

Agradeció a la Vicepresidencia de la República y al Ministerio de Salud Pública por el apoyo que han brindado para la instalación de las unidades de Atención a las Víctimas de Violencia de Género y los centros de Atención Integral para Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal que operan en distintos puntos del país.

La actividad también la encabezaron la procuradora general adjunta para Asuntos de la Mujer, Roxanna Reyes; la fiscal titular de Valverde, Sonia Espejo Rodríguez; el subdirector del Programa Progresando con Solidaridad de la Vicepresidencia de la República, Héctor Medina; el juez de la Instrucción de Valverde, Joel Reyes; el juez miembro de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de Santiago, Wilson Moreta; la generala Teresa Martínez, encargada de la Unidad de Violencia de Género de la Policía Nacional, y monseñor Diomedes Espinal De León, obispo de la Diócesis de Mao-Montecristi, quien tuvo a cargo la bendición del acto.

unidad_mao_violencia1Esta es la unidad número 18 que se pone en funcionamiento a nivel nacional. En dicha dependencia también fue instalado el sexto Espacio de Esperanza, donado por la vicepresidencia de la República, doctora Margarita Cedeño de Fernández, que es un área infantil con un rincón de lectura y un lugar de trabajo para tratar los niños maltratados o abusados sexualmente.

En el acto también habló la procuradora adjunta Roxanna Reyes, quien dijo que el problema de la violencia de género es complejo, por lo que en su abordaje, dijo, toman en cuenta diferentes factores para dar una respuesta integral y efectiva. Precisó que en un 80% de los feminicidios no se han recibido denuncias previas.

De su lado, la fiscal titular Sonia Espejo destacó que la unidad contribuirá con los valores de la familia, respetando la integridad física y emocional de las víctimas.

estudiantes de término de la Carrera de Derecho podrán realizar pasantías en la nueva dependencia.

Mientras que Héctor Medina manifestó el compromiso de la Vicepresidenta de la República para seguir apoyando la iniciativa de la Procuraduría General en procura de contribuir con la reducción de la violencia intrafamiliar, la cual, dijo, debe ser enfrentada con políticas de equidad.

Monseñor Diómedes Espinal De León tuvo a cargo la bendición del acto, donde destacó el esfuerzo de las autoridades en la persona del procurador Domínguez Brito, la procuradora adjunta Roxanna Reyes, y la fiscal Sonia Espejo, para poner en función la unidad de atención a las víctimas de Valverde y por trabajar por un mundo sin violencia, donde todos se traten como humanos, buscando el crecimiento y el desarrollo.

La Unidad

Para su instalación, la Procuraduría desembolsó más de 2 millones 278 mil pesos, en un solar de 463 metros cuadrados, de los cuales 284 fueron ocupados con la infraestructura que consta de áreas de recepción de denuncias, salas individuales de espera para víctimas y agresores, así como oficinas para fiscales.

De igual forma, cuenta con una unidad de trabajo social, consultorios para médicos y psicólogos forenses, así como una oficina para el coordinador del Ministerio Público y un área policial, incluyendo una celda de tránsito.

Las magistradas Roxanna Reyes y Sonia Espejo dirigieron toda la logística para la instalación de la unidad.

Comenta con tu Facebook

commentarios