Agencias, abr 24 (SF).- Los padres del joven afroamericano Michael Brown, de 18 años, muerto a tiros por un policía blanco el 9 de agosto de 2014, entablaron una demanda contra la ciudad de Ferguson por un caso de “muerte por negligencia” y exigieron una indemnización de $75,000 dólares por daños y perjuicios.

El caso centró la atención nacional en la a menudo contenciosa relación entre los jóvenes negros y la policía en Estados Unidos.
Abogados de los padres de Brown, Lesley McSpadden y Michael Brown Sr., presentaron la demanda.

Brown fue baleado por el policía Darren Wilson durante una confrontación. El incidente causó protestas, en ocasiones violentas y desató un movimiento nacional. Al final, las autoridades locales y federales fallaron que Wilson actuó de forma justificada.

En una rueda de prensa frente a la corte del condado de San Luis (Missouri), los abogados de la familia aseguraron que habían interpuesto una demanda por la vía civil con la que la familia busca una compensación económica y cubrir el costo del proceso judicial.

La vía penal se cerró el pasado 24 de noviembre cuando un gran jurado decidió no presentar cargos por homicidio contra el policía blanco Darren Wilson, quien mató a tiros a Brown cuando iba desarmado y que también fue exonerado de violación de los derechos civiles.

En una investigación de siete meses, el Departamento de Justicia concluyó que no existen pruebas suficientes para dudar de que Wilson, ahora en libertad y sin cargos, temía por su seguridad cuando disparó contra Brown y que, por tanto, actuó guiado por el miedo y no por prejuicios raciales.

Sin embargo, el Departamento de Justicia presentó el mes pasado un duro informe en el que identificó prejuicios raciales y encasillamiento racial en el Departamento de Policía de Ferguson, así como un sistema judicial municipal centrado en los beneficios económicos que a menudo se dirige contra los vecinos negros.

Varios funcionarios municipales dimitieron tras la publicación del informe, incluyendo el gestor de la ciudad, el jefe de policía y el juez de la ciudad. El conserje del tribunal municipal fue despedido por el contenido racista de sus correos electrónicos.

“Michael Brown recibió seis disparos por la espalda. Lo mataron por la espalda, la bala fue en esa dirección. Las evidencias físicas prueban el asesinato de un muchacho que acabó en el suelo con seis disparos en la espalda”, recalcó el abogado Anthony Gray durante la rueda de prensa.

De esta forma, el abogado se hizo eco de las exigencias de los padres del joven, que nunca aceptaron la versión de que el agente actuó en defensa propia y que, durante la rueda de prensa, prefirieron permanecer de pie, en silencio, detrás de los letrados.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios