Agencias, abr 7 (SF).- Lufthansa indicó que no estaba obligada a informar a la autoridad aeronáutica de Alemania que el copiloto de Germanwings, Andreas Lubitz, había sufrido depresión hace varios años, antes de convertirse en piloto.

La Oficina Federal de Aeronáutica señaló que desconocía la información de que Lubitz estuvo alguna vez afectado por la depresión previo al desastre del vuelo 9526 ocurrido el 24 de marzo, según el periódico alemán Welt am Sonntag.

[quote_box_left]Los investigadores creen que Lubitz, de 27 años, dejó a su capitán afuera de la cabina de control y estrelló deliberadamente el Airbus A320 en los Alpes franceses cuando el aparato volaba de Barcelona a Dusseldorf. Las 150 personas que estaban a bordo murieron.[/quote_box_left]

Luftansa dijo que Lubitz había informado a su escuela de vuelo cuando regresó de un receso de varios meses de un entrenamiento para pilotos en 2009 que había pasado por un episodio de «depresión grave». La aerolínea afirmó que Lubitz aprobó todos los exámenes médicos posteriores.

Lufthansa dijo en un comunicado que de acuerdo con una norma que entró en vigencia en abril de 2013, existen disposiciones distintas para informar a la oficina aeronáutica sobre «ciertos problemas médicos».

Fiscales alemanes señalan que en la semana previa al desastre Lubitz buscó en internet información relacionada con métodos de suicidio y seguridad en las puertas de cabina.

Comenta con tu Facebook

commentarios