Santo Domingo, 30 mar (SF).- Pro Consumidor reiteró este lunes como cada año, a los vacacionistas de Semana Santa a no exponer al Sol las botellas plásticas con agua para consumo humano, ni los alimentos envasados en fundas plásticas por el riesgo de contraer enfermedades catastróficas y terminales.

Al mismo tiempo llamó a la población a tener precaución y evitar intoxicaciones por inadecuada manipulación de alimentos y el exceso de ingesta de bebidas alcohólicas (algunas están siendo falsificadas), en playas, ríos y balnearios durante la Semana Mayor.

“Las botellas de agua, jugos y alimentos que se exponen al calor que genera el sol, podrían liberar sustancias químicas que afectan adversamente la salud de la población”.

Así mismo, advirtió a las amas de casa, abstenerse de usar fundas plásticas para tapar calderos durante el proceso de cocción de las comidas, a fin de evitar la generación de dichas sustancias.

La licenciada Altagracia Paulino, directora de la entidad de los derechos de los consumidores, recomendó a las amas de casa y a las madres, no usar las fundas plásticas para tapar comidas, ni quemar plásticos ni basuras en los patios de los hogares, porque se generan sustancias tóxicas cancerígenas, como son las dioxinas y furanos.

De acuerdo a informaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las dioxinas constituyen un grupo de compuestos químicos que son contaminantes ambientales persistentes y se encuentran en el medio ambiente de todo el mundo y se acumulan en la cadena alimentaria, principalmente en el tejido adiposo de los animales y el hombre.

Las dioxinas tienen elevada toxicidad y pueden provocar problemas de reproducción y desarrollo, afectar el sistema inmunológico, interferir con hormonas y, de ese modo, causar cáncer.

Debido a la presencia generalizada de dioxinas en el ambiente, todas las personas tienen antecedentes de exposición. No obstante, en vista del alto potencial de toxicidad de este tipo de compuestos, es preciso realizar esfuerzos por reducir los actuales niveles de exposición.

Sugirió que en lugar de utilizar fundas plásticas para tapar los calderos durante el proceso de cocción y preparación de las comidas, se debe ser creativo y usar hojas de plátanos ya que les añaden un mejor gusto al arroz.

En ese orden, exhortó a los vacacionistas que a la hora de manipular los alimentos en las playas a tener cuidado con los productos que vayan a consumir, por lo que deben verificar las fechas de vencimiento y las condiciones de los envases, ya que todos perecen, incluyendo el pan, el agua y los enlatados. Precisó que por la falta de cuidado se producen casos lamentables de personas que sufren intoxicaciones, presentando problemas gastrointestinales y otros síntomas por lo que tienen que ser ingresados porque se deshidratan.

La entidad defensora de los consumidores dijo que al mismo riesgo se exponen quienes dejan dentro de los vehículos estacionados, botellas de aguas y comidas en envases plásticos.

En relación con el agua en botellas plásticas y comidas en fundas similares expuestas al Sol, la directora de Pro Consumidor planteó que en medio de la euforia de quienes asumen la Semana Santa como una fiesta, en lugar de un corto período de reflexión, se consumen esos productos pese al sobrecalentamiento “y ahí es que está el peligro, en el propio desconocimiento”.

Consideró que los vacacionistas y consumidores deben valorar la vida, practicando las recomendaciones de las autoridades del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), que siempre van marcadas con el mejor propósito para la colectividad.

Encomendó no tirar basura en ríos, arroyos y playas porque eso contribuye a la protección del medio ambiente y los recursos naturales.

Bebidas alcohólicas falsificadas

La entidad defensora de los consumidores indicó por otra parte, que las bebidas alcohólicas falsificadas y adulteradas, son fabricadas y comercializadas, sin cumplir con las normas establecidas en la Ley General de Salud No. 42-01.

“No reúnen las condiciones mínimas para el consumo humano y además se incurre en la falsificación y adulteración de las marcas en violación a la referida ley”.

Precisó que estas bebidas son fabricadas sin aplicar buenas prácticas de manufactura, son susceptibles a contaminación con congenéricos del alcohol, así como con metanol, debido a que no son sometidas a procesos de destilación para eliminar estos compuestos.

“El metanol o alcohol metílico no debe estar presente en ningún producto de consumo humano, por su elevada toxicidad, que puede ocasionar desde ceguera permanente, hipotensión, coma y en el peor de los casos, muerte por insuficiencia respiratoria, según la cantidad ingerida”.

Sostuvo que Pro Consumidor tiene la misión de proteger los derechos de los consumidores y usuarios de bienes y servicios, y el pueblo consumidor asumir como una cultura, la verificación de la fecha de caducidad de un producto antes de consumirlo.

“Hay que orientar a la gente en cuanto a las latas abolladas y que verifiquen la fecha de vencimiento de los productos que compran antes de emprender viaje o tomar carreteras, para que posteriormente no surja la necesidad de consumir el alimento por obligación”.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios