Nueva York, EEUU, (SF).- Una avería provocó que los carros de la montaña rusa “Cyclone”, en el Parque Luna, se quedaran varados en lo alto de la estructura de madera del parque de diversiones de Coney Island.

El parque de atracciones de Coney Island, que reabrió sus puertas tras el parón invernal, había prometido boletos gratis para las primeras 100 personas que subiesen al Cyclone.

Según el periódico “Daily News”, en su primer día de servicio, unos 24 pasajeros de la jornada se preparaban para el descenso inicial cuando los carros se detuvieron repentinamente.

Empleados del lugar subieron a lo alto de la estructura y ayudaron a las personas a que bajaran por los tablones de madera, dijeron los testigos.

No se informó de heridos y se desconoce cuándo reanudará el servicio la montaña rusa.

Comenta con tu Facebook

commentarios